Cada año unas 100.000 personas llegan a Península Valdés a ver las ballenas y sus crías” y por ese motivo “es importante difundir las normas para que generen el menor impacto sobre los cetáceos y su hábitat”, indicó el presidente de la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT), Aldo Elías, durante la firma de un convenio con el Instituto Conservador de Ballenas (ICB) que busca promover proyectos orientados a la conservación de la ballena franca austral y al desarrollo de la promoción del turismo responsable y sostenible.

Elías, señaló que el convenio “es necesario para concientizar a los turistas sobre la importancia del avistamiento responsable de ballenas y sobre los peligros que enfrentan estos mamíferos marinos”.

La Ballena Franca Austral es Monumento Natural Nacional. Se estima que en total en cada temporada pasan alrededor de 2000 ballenas por las costas de Chubut. Las acciones descriptas en el acuerdo comenzarán a desarrollarse a la brevedad y consistirán en charlas en lugares estratégicos, entrega de folletos y muestras educativas.

Por su parte, el presidente del ICB, Diego Taboada, manifestó que “la grave situación ambiental que enfrentamos hace necesaria la firma de este tipo de convenios” y recordó que “el compromiso de Hoteles Más Verdes que lleva adelante la AHT es un ejemplo de la utilidad de estas acciones”.

El acuerdo marcó el ingreso de la AHT al programa Yo adopté una ballena, a través del cual distintas organizaciones contribuyen al desarrollo de programas de investigación, educación y conservación de las ballenas.

Además, estableció la realización de una muestra itinerante entre los hoteles de la región patagónica para concientizar sobre los perjuicios que provoca la utilización del plástico en las zonas costeras marinas.

El ICB, fundado en 1996, es una organización civil sin fines de lucro cuya misión es conservar a las ballenas y los océanos mediante la investigación y la educación. Coopera con la organización Ocean Alliance de Estados Unidos, para fortalecer y dar continuidad al Programa de Investigación Ballena Franca Austral en la provincia de Chubut.