El proyecto apuntaba a la prohibición de la venta y exhibición de los animales en las tiendas comerciales como veterinarias y acuarios, pero el debate parlamentario determinó solamente el impedimento de que las mascotas estén expuestas en las vidrieras que dan al exterior de los locales.

En ese sentido, la propuesta establece la prohibición de “la exhibición de animales en vidrieras, escaparates o lugares que cumplan esa función, ya fuere esta exhibición con fines de compra, venta u ofrecimiento a título gratuito, o de mera publicidad, en forma permanente o temporal y se encontraren estos sueltos, dentro de jaulas, caniles o cualquiera fuera la forma de contención”.

No obstante, habilita que los locales muestren a los animales en el interior del comercio “debiendo tomar los recaudos necesarios para que no fueren directamente visibles desde el exterior, y en todos los casos asegurando buenas condiciones de sanidad, alimentación, higiene y ventilación”.

La iniciativa fue presentada por el diputado Maximiliano Ferraro, de Vamos Juntos, quien tomó un proyecto similar del ex legislador Adrián Camps. Ferraro argumentó que la propuesta “tiene como uno de sus ejes  principales evitar la compra impulsiva o compulsiva de animales, que se estimula mediante su exhibición”.

Recordemos que ciudades como Mar del Plata y Santa Fe ya quedó prohibida la exhibición de animales domésticos para venta o publicidad en las vidrieras de veterinarias y tiendas para mascotas.