Árboles de durazno, pera, manzana, cereza y damasco, y semillas hortícolas de zapallo, sandía y melón, fueron distribuidas a los pequeños y medianos productores del norte de la provincia de San Luis, además del asesoramiento para realizar las parcelas y fortalecer así su actual producción.

La capación abordó aspectos como elección y preparación del terreno, marcos de plantación, riegos, podas de formación y fructificación, control de plagas y enfermedades, cosecha, entre otros. También se los instruyó en cuestiones de huerta, como elección y preparación del terreno, técnicas de siembra y riego, abonados, labores culturales, control de plagas y enfermedades, cosecha, entre otras.

El Gobierno busca reactivar la cultura productiva frutihortícola en el gran oasis que fue esta zona comprendida entre Luján y San Francisco y como el plan es de reconversión productiva, apuntamos a aquellas parcelas que puedan salir a vender al mercado local o hacia otras ciudades”, explicó Agustín Martínez, jefe del Subprograma Producción Agrícola, Cultivos y Pasturas Intensivas, luego de entregar frutales y semillas en San Francisco.