La entidad viene realizando desde hace 10 años este tipo de campañas, que permitieron identificar pacientes con diversas dolencias reumáticas y donar más de cinco toneladas de útiles escolares a establecimientos necesitados de la región.
La pérdida de masa ósea u osteoporosis es una enfermedad considerada como la “gran epidemia” silenciosa del siglo XXI y por su causa 3 de cada 10 mujeres mayores de 60 años sufren una fractura espontánea (es decir sin un golpe previo) de una o más vértebras.
Se trata de la forma más frecuente de fractura por osteoporosis y a partir de esto, aumenta en cinco veces el riesgo de sufrir otras fracturas vertebrales y el doble de sufrir una de cadera.
Sus síntomas son dolor y disminución del movimiento de espalda o cintura, pérdida de estatura o tendencia a encorvarse. Las fracturas vertebrales incrementan además significativamente el riesgo de mortalidad.
“La osteoporosis también lleva a un fuerte deterioro en la calidad de vida, generando ansiedad, depresión, insomnio” explicó Jorge Velasco Zamora, jefe del Servicio de Reumatología del Instituto CER de Quilmes y presidente de la Fundación Articular.
Velasco Zamora indicó que “sin embargo, a diferencia de lo que sucede con las fracturas de cadera, de muñeca u otros de huesos, la mayoría de las fracturas vertebrales no tienen síntomas o pasan inadvertidas. No sorprende, entonces, que no se diagnostique a pesar de que se la puede identificar con una simple radiografía de columna y solo de perfil”.
Para el especialista, el diagnóstico radiológico a tiempo, seguido de un tratamiento apropiado (fármacos, medidas generales de rehabilitación, ejercicio, nutrición y prevención de factores de riesgo) disminuirá la aparición de nuevas fracturas y el sufrimiento innecesario asociado a ellas.
“El que las fracturas de columna no pasen inadvertidas es un desafío importante. El papel del equipo de salud de atención primaria es extraordinariamente importante en la identificación temprana de esta enfermedad, pudiendo evitar o disminuir sus consecuencias tanto para el paciente como para la sociedad”, señaló Velasco Zamora.