Por Matilde Moyano

Las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) -que son de origen antropogénico- responsables del cambio climático, están generando una variabilidad climática que en nuestro país se traduce en, por ejemplo, olas de calor en Buenos Aires, heladas en la cordillera, sequías en el noroeste, más nevadas en el sur y, como sucede en La Plata, aumento de las precipitaciones. Vale recordar la inundación que esta ciudad, capital bonaerense, sufrió en 2013.

Un reciente informe elaborado por la Dirección de Hidrometeorología de la Municipalidad de La Plata tras las últimas lluvias, precisa que “los máximos valores se registraron en Plaza Olazábal (Casco Urbano), con 209.9 mm, lo que representa un 90% más que el valor habitual para el mes de octubre”. Las estadísticas del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) indican que las precipitaciones medias en La Plata para ese mes son de 110 mm.

En las localidades de Gonnet y Villa Elvira se registraron 163 mm de lluvia en cada una, lo que indica un 48% por encima de lo normal para el mismo período.

“De acuerdo a los datos de la red de local de estaciones meteorológicas, el promedio de la precipitación caída en la ciudad en este mes es de 144 mm, superando en un 30% las precipitaciones esperadas para octubre“, detalló en un comunicado el Director de Hidrometeorología local, Mauricio Saldivar.

Por su parte, el secretario de Gobierno y titular del Comité de Emergencias (COEM), Marcelo Leguizamón, precisó que “la densidad de estaciones meteorológicas del Municipio nos permite conocer con precisión cuáles son las zonas donde se registraron los máximos acumulados”.

Esta información nos permite establecer medidas preventivas y poder planificar una ciudad resiliente al clima, en este contexto de cambio climático donde se observa un incremento en la frecuencia e intensidad de precipitaciones extremas“, aseguró.