El artículo 28 del Acuerdo de París estipula que un estado miembro puede retirarse a partir del 4 de noviembre de 2020, siempre que su Gobierno envíe una notificación formal a la ONU un año antes de esa fecha.

Hoy comenzamos el proceso formal de retirada del Acuerdo de París“, escribió Pompeo en su cuenta de Twitter. El responsable de la diplomacia estadounidense aseguró que su país “está orgulloso de su tradicional liderazgo mundial en la reducción de todas las emisiones, impulso de la adaptación, crecimiento de nuestra economía y garantía de energía para todos nuestros ciudadanos“.

El nuestro es un modelo realista y pragmático“, aseguró el secretario de Estado estadounidense. Al conocer el anuncio de Pompeo, la ministra española de Transición Ecológica, Teresa Ribera, lamentó “profundamente” la retirada de Estados Unidos del acuerdo.

En 2017, el gobierno de Donald Trump anunció que tenía la intención de retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París tan pronto como fuera legalmente posible por considerar que imponía una carga económica insoportable para su país.

El acuerdo climático, firmado en París en 2015, fue ratificado en abril de 2016 por 174 países más la Unión Europea y tiene como objetivo evitar que la temperatura global suba más de 2 grados, para lo cual establece un esquema de compromisos a las naciones para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.