En el marco de la jornada “Aliados en el conocimiento” que realizarán hoy desde la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) se presentará Mar de Fuego, un cortometraje para conocer cómo la ciencia nacional está analizando el fenómeno del cambio climático en los ecosistemas marinos y sus consecuencias.

Se trata de un encuentro que reunirá a científicos, estudiantes, divulgadores, fotógrafos y buzos, quienes desarrollan su actividad en el Canal de Beagle, Ushuaia, y en la Antártida.

En los últimos 50 años, la temperatura media de la Tierra aumentó lo mismo que en los 1000 años precedentes: unos 0.6º centígrados. En la península Antártica, el incremento de la temperatura fue de 4,5º centígrados en las últimas cinco décadas. Por eso, gran parte del hielo se empieza a perder.

En la Antártida, cualquier cambio en la temperatura media del planeta, por mínimo que sea, puede desencadenar un gran impacto negativo.

En las profundidades de ese continente helado, hace más de dos décadas que científicos de la UNC estudian el fondo marino. Y es precisamente en esas aguas gélidas donde el cambio climático se torna más tangible. Colapso de grandes barreras de hielo, retroceso de glaciares y cambios fundamentales en los organismos que habitan el fondo del mar, son solo algunos de los efectos que los investigadores vienen registrando en esos ecosistemas.

En la película, Ricardo Sahade, investigador de la UNC y buzo antártico, estudia las profundidades del océano en la Antártida. Preocupado por los resultados de sus investigaciones que muestran cómo el aumento de la temperatura global está afectando a la Antártida, decide visitar a sus colegas del Centro Austral de Investigaciones Científicas en Ushuaia. El objetivo es conocer qué se está investigando sobre el cambio climático en la zona, y detectar puntos en común con lo que sucede en territorio antártico.

Mar del Fuego es una producción de Curiosos por Naturaleza (Prosecretaría de Comunicación Institucional de la Universidad Nacional de Córdoba).