Finalmente, los mejores científicos del mundo reconocen lo que siempre hemos sabido. Nosotros, los pueblos indígenas y las comunidades locales, desempeñamos un papel fundamental en la administración y salvaguarda de las tierras y bosques del mundo. Por primera vez, el informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (International Panel on Climate Change, IPCC) reconoce que fortalecer nuestros derechos es una solución crítica a la crisis climática.“, expresa el comunicado firmado por líderes de 42 pueblos indígenas.

El reconocimiento del IPCC a los derechos de los indígenas sobre sus tierras para revertir el cambio climático figura en un informe presentado recientemente en Ginebra que aporta recomendaciones sobre el uso agrícola y forestal del suelo a nivel global.

Las tierras donde operan comunidades y pueblos indígenas suman 16 millones de kilómetros cuadrados y ocupan un 76 por ciento del bosque tropical del mundo.

El informe es un reconocimiento de que la forma en la que nosotros protegemos nuestros bosques y tierras beneficia al mundo entero“, diio Sonia Guajara, coordinadora ejecutiva de la Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB).

Los líderes indígenas apuntan en la declaración conjunta sobre el error que supone talar los bosque para producir terreno agrícola, ya que esto no aborda las necesidades de seguridad alimentaria.

El informe del IPCC subraya que “asegurar sus derechos sobre sus tierras es esencial para alcanzar las metas del Acuerdo de París”, firmado en 2016. Recordemos que desde que se rubricó ese acuerdo, al menos 365 activistas fueron asesinados, y el año pasado se perdieron 120.000 kilómetros cuadrados de masa forestal en países tropicales.