El Ministerio de Desarrollo Humano de Formosa realizó una charla con mujeres de la comunidad wichi provenientes del Barrio Obrero de Ingeniero Suárez con la presencia de una traductora que les habló en su lengua sobre promoción de hábitos saludables, salud integral de la mujer y planificación familiar.

Un equipo interdisciplinario del Hospital Distrital pudieron capacitar a mujeres wichis sobre medidas sanitarias para ellas y sus hijas con el fin de poder promover una vida más saludable. La presencia de una traductora fue de capital importancia, ya que los wichis son de las pocas etnias que aún conservan su lenguaje, que defienden y usan a diario.

En una provincia con una fuerte presencia de pueblos originarios, los wichis son una comunidad con muchos problemas sociales, olvidados del sistema, reclaman sus tierras ancestrales y sus lugares de residencia, en muchos casos no tienen acceso a ningún servicio básico como agua, gas o electricidad.

Acaso el problema mayor que deben padecer los wichis es que el medio ambiente en donde históricamente vivieron ha desaparecido, casi por completo. El cambio climático y principalemente el desmonte de los boques nativos en donde tienen asiento sus comunidades son territorios en donde son sometidos por terratenientes que, muchas veces usando fuerza de choque armadas, los desalojan de sus tierras para cultivar soja. 

En en esta charla inclusiva y participativa los profesionales le brindaron consejos sobre la importancia del uso de métodos anticonceptivos que se encuentran en forma gratuita en el hospital público, planificación familiar, alimentación saludable, la importancia de hacer actividad física y medidas higiénicas para bajar el porcentaje de enfermedades relacionadas fundamentalmente con la ingesta de agua en mal estado o verduras o frutas contaminadas por pesticidas.