Aseguran que será la pastera más grande y competitiva de sudamérica, Agroforestal Oberá informó que está negociando RISI PPI Latinoamérica una empresa de capitales norteamericanos para construir en Ituzaingó (Corrientes) una fábrica de celulosa y papeles marrones. Las pasteras e industrias que procesan madera son seriamente cuestionadas por su impacto ambiental.

Gustavo Cetrángolo de Agroforestal Oberá, declaró al diario Misiones Online que: “La idea es que esta empresa extranjera sea socia y opere el proyecto. Estamos en una instancia de acuerdo confidencial, todavía no es un memorando de entendimiento confidencial”, se supo que la pastera estará ubicada en Ituzaigó, pero aún no comunican el lugar exacto, seguramente porque cuando lo hagan la población estará muy alerta de esto, el caso de la pastera UPM en Frey Bentos unió a toda la sociedad de Gualeguaychú en una lucha en contra de la presencia de esta planta. El río Uruguay muestra signos de contaminación y los vecinos de la ciudad entrerriana tienen que convivir con fuertes y nauseabundos olores, que emanan de las chimeneas de la planta.

La pastera correntina -según informa el medio misionero-  producirá 500.000 toneladas anuales de pasta kraft no blanqueada (UKP) y 300.000 toneladas anuales de papel kraftliner entre 2019 y 2021. La materia prima serán residuos forestales de pinos. La consultora finlandesa Pöiry fue contratada por Agroforestal Oberá para analizar la ubicación y la factibilidad del proyecto.

“Dado el nivel tecnológico del proyecto, de concretarse sería la fábrica más competitiva de América Latina”, afirmó Fernando Correa de la consultora findaldesa. “Ya estamos en conversaciones con Pöyry para hacer los estudios de pre-ingeniería y de impacto ambiental“, aclaró Gustavo Cetrángolo.

La pastera promoverá la industria maderera, y con ella, los desmontes. La planta necesitará un total de 350.000 hectáreas de bosques cultivados, que no podrán estar a más de 200 kilómetros de esta. “Nuestro proyecto no incluye la compra de plantaciones; compraremos madera de terceros, y ya hemos logrado la adhesión para proveer de madera a la planta de forestadores de la zona con 140.000 hectáreas de pino”, explicó Cetrángolo, tras lograr acuerdos con productores forestales correntinos que se sumaron al emprendimiento. No explican aún qué sucederá para satisfacer los 160.000 hectáreas restantes que necesita la pastera para tener una producción plena.