Fotos: Jorge Eugenio Gruppalli  

    

   Con una concurrida asistencia de los protagonistas del sector agropecuario, el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva) realizó el seminario “Ganadería y compromiso. Propuestas para el crecimiento sostenido de la cadena de la carne vacuna”, en la ciudad de Santa Fe. Durante el encuentro, con entrada gratuita y cupos limitados, se brindaron nuevas herramientas para mejorar la competitividad de los sistemas productivos en la región. Además, se presentaron trabajos sobre el engorde de terneros de razas lecheras, la complementariedad entre la ganadería y la agricultura, y genética bovina y reservas forrajeras. El evento fue seguido en vivo y en directo por internet por las distintas provincias de la Argentina y otros países, como Uruguay, México, Estados Unidos y España.
   En la apertura del evento, el presidente del Ipcva, Gonzalo Alvarez Maldonado, destacó: “Hoy el 93 por ciento de la carne argentina que producimos se consume en el país y solamente el 7 por ciento restante se exporta. Uno de los objetivos del organismo es dejar las ventanas abiertas a la exportación, al mercado internacional. Estamos ante un mundo demandante de alimentos pero además de la carne argentina y que, lamentablemente teniendo la posibilidad de tenerla, no la podemos exportar. En nuestras jornadas a campo y seminarios como éste, estamos volcando toda la información y la tecnología a efectos del productor ganadero pueda estar presente”. Luego resaltó el trabajo que lleva adelante el Instituto junto con distintas universidades, INTA, Aacrea y el Conicet, y remarcó que este año darán a conocer un trabajo revolucionario para la ganadería de cría, en el país y en el mundo.

EN PAREJA: Marcela Minichelli, médica veterinaria del INTA Reconquista, fue la primera que abrió el juego con su exposición sobre “Los desafíos de competir con la agricultura. Alternativas para mejorar los sistemas ganaderos de cría e invernada en la provincia de Santa Fe”. Minichelli comenzó con una interrogación: “¿Es necesario competir o podemos compartir con la agricultura?”, a lo que concluyó que si se plantea una competencia con la agricultura en términos de puja por un espacio, ésta siempre va a ganar porque tiene un capital mucho más fuerte que la ganadería, y por eso resaltó que es importante comenzar a pensar en una complementariedad entre ambas actividades. En esta línea, Minichelli destacó la importancia de agudizar el ingenio para que con las mismas tecnologías que existen o nuevas que puedan desarrollarse, poder responder a la fuerte demanda de alimentos que van a ser producidos por los mismos recursos naturales. “La clave es producir más y mejor forrajes y agua, son condiciones fundamentales para hacer ganadería”, remarcó.

MÁS CARNE: Luego fue el turno de Sebastián Vittone, del INTA Concepción del Uruguay, (E.R.) que brindó una charla sobre “¿Cómo eficientizar la producción de carne mediante el engorde del ternero Holando?”. En su exposición, Vittone comentó que actualmente los terneros macho de raza Holando, pueden ser una excelente oportunidad de negocios, y no una carga para el productor, ya que una de las ventajas de esta categoría “es que no tiene peso mínimo de faena y por ello hace algunos años se comenzó a trabajar en un sistema que tuviera el menor costo posible de producción con engorde a corral de animales que son enviados a faena entre los 220 y los 300 kilos”, explicó el veterinario, y lugo agregó: “No hay un animal que sea más versátil que el bovino. Para hacer engorde uno debe tener o un campo natural y demorar 2, 3 o hasta 5 años, o tener grano de maíz y nitrógeno, y demorar 90 días. Son dos fuentes de recursos absolutamente distinta, una practicamente celulosa y la otra de almidón, y sin embargo, el animal sigue produciendo proteína de alto valor”. Por último, Vittone remarcó que el consumidor no distingue la carne del Holando frente al resto de las carnes vacunas que están en las góndolas. “La carne del Holando presenta un color un poco más pálido y con menos grasa”, cerró Vittone. 

HERRAMIENTAS: El ingeniero agrónomo e integrante del Foro Argentino de Genética Bovina, Daniel Musi, disertó sobre “La genética bovina y su impacto en la productividad de los sistemas ganaderos”. Musi resaltó la importancia de la utilización de los DEPs (Diferencia Esperada de Progenie) para la elección de un reproductor: “esto representa el mérito genético relativo de un productor para distintos caracteres de importancia. Está basado en mediciones objetivas y no en la apreciación visual que algunos pueden realizar sobre los animales”, señaló el ingeniero, y después agregó: “Esta herramienta permite comparar reproductores y utilizar aquellos que se adaptan mejor a nuestro sistema de reproducción”. 
   Después del almuerzo disertó el asesor privado Pablo Catani, sobre “Ajustes necesarios en la confección de forrajes conservados, Heno y Silaje”; “Perspectivas de la cadena de ganado y carnes. La visión de la industria frigorífica”, por Jorge Torelli (Ipcva) y “Los estudios de mercado del Ipcva y el futuro de la demanda de carnes en Argentina”, a cargo de Miguel Jairala y Adrián Bifaretti, ambos del organismo.