Fuente: UNCA/Telam

La Universidad Nacional de Catamarca (UNCA), mediante un proyecto de investigación de la Facultad de Ciencias Agrarias, trabaja en la generación de energía solar y procura la incorporación de artefactos solares en servicios básicos y en microemprendimientos, con el objetivo de fomentar la creación de oportunidades de trabajo en el desarrollo sustentable de la región.

Esta propuesta nace en el proyecto de investigación “Innovación y Transferencia de Tecnología Solar con Fines Productivos”.  Cada año el Sol arroja 4 mil veces más energía que la que consumimos, por lo que su potencial es prácticamente ilimitado, y es una de las energías renovables más desarrolladas y usadas en todo el mundo

La idea es evitar el consumo intensivo de energía, ya que está generando altos niveles de desertificación en las localidades de Belén y de Chilecito en la provincia de La Rioja, donde se  utilizan leña y raíces de arbustos como combustible para tareas cotidianas en cocción de alimentos, fabricación de pan, calefacción de viviendas, calentamiento de agua, entre otros, explicó la Directora del proyecto, la doctora Silvia Bistoni, docente e investigadora de la Facultad de Ciencias Agrarias.

Este trabajo plantea el desarrollo de componentes para ser incorporados a equipos con tecnología solar para generación térmica y eléctrica tales como: calentadores de agua planos y concentradores, secaderos de productos agrícolas pasivos, activos y mixtos y aplicaciones de producción de energía eléctrica fotovoltaica conectada a la red.

“Lo que se pretende es desarrollar dispositivos construidos con nuevos materiales y/o emplear mecanismos existentes de artefactos de producción en serie, con el propósito de bajar costos y lograr una transferencia sustentable”, explica Silvia Bistoni.

Ya se construyeron algunos artefactos como secaderos solares, calentador de agua, y paneles fotovoltaicos. Estos últimos están ubicados en el predio del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el trabajo se realizó en conjunto con la Subsecretaria de Ciencia y Tecnología de la provincia.

En nuestro país se han realizado diseños y desarrollos importantes de equipos que utilizan energía renovable, pero actualmente su uso permanece en un ámbito reducido, debido a que generalmente no se adaptan a realidades climáticas y socio económicas particulares y sus costos no resultan adecuados a las posibilidades de las zonas rurales.

El reemplazo del uso de la leña como fuente energética por una fuente renovable como la solar, evitaría la producción de CO2 y el calentamiento global asociado, un problema grave que afecta a miles de millones de personas en todos los rincones de nuestro planeta.