En sintonía con la la idea del gobierno nacional, de fomento de la actividad minera en el país, el diputado provincial catamarqueño Armando López Rodriguez presentó un proyecto de Ley para que dentro de la currícula de las escuelas de la provincia se estudien contenidos que tengan vinculación con la minería.

Catamarca es una de las provincias con mayores yacimientos explotados con minería a cielo abierto. Muchos de los pueblos que están cerca de estos deben convivir con la contaminación. Bajo La Alumbrera, es una de las más grandes minas de latinoamérica y desde el 2005 muy cuestionada por contaminar las nacientes de ríos en la alta montaña.

La minería, promovida como una salvación en términos económicos, sólo deja el 2% de sus ganancias anuales a la provincia. Aunque la empresa que explota Bajo La Alumbrera, en su mayoría de capitales británicos, es una de las principales donantes de dinero de la Fundación Pensar, usina de ideas desde donde salen gran parte de las políticas de Estado del macrismo.

El proyecto que presentó el legislador provincial, Ley N° 084, se encuentra en la Comisión de Cultura y Educación de la Cámara de Diputados de la Provincia, y tiene como objetivos, según difunde el diario El Esquiú, desarrollar contenidos educativos para acercar a los estudiantes a la minería, como por ejemplo, “los productos mineros que genera el país y nuestra provincia, su utilización en la vida cotidiana, la importancia del sector minero en la economía nacional y regional”.

“Con la actividad minera como eje estratégico del diseño de desarrollo y crecimiento, es necesario brindar a nuestros niños y jóvenes un espacio dentro de los establecimientos educativos que promueva el análisis e interpretación con espíritu crítico y rigor científico, acerca de las posiciones que se sostienen respecto de la minería como elemento de nuestra cultura local y valorar el impacto socioeconómico en nuestra provincia”, agregó el vicepresidente de la Cámara de Diputados de la provincia.

Los contenidos mineros se darían tanto en las escuelas públicas, como en las privadas, “ya que nuestra juventud es el estandarte y resguardo de la imagen actual como futuro de nuestra sociedad”, concluyó el funcionario de la Legislatura.