De acuerdo a la ONU, Argentina produce 300.000 toneladas de basura electrónica al año, y se ubica tercera en el ránking latinoamericano de mayores generadores de residuos de este tipo, detrás de México, con 958.000 toneladas, y Brasil, con 1,4 millones de toneladas.

Según este mismo informe sobre la generación de basura electrónica en Latinoamérica, nuestro país producía 220.000 toneladas de residuos en 2009; pasó a 292.000 en 2014, y estima que alcanzará las 340.000 en 2018.

Esta vez es en Catamarca donde se implementa un programa de Recolección y Manejo de Residuos Electrónicos, con un primer día en el que los vecinos de la capital ya desecharon alrededor de cinco toneladas de viejos aparatos en desuso que fueron entregados en el Centro de Recepción.

Hasta el sábado, los artefactos electrónicos en desuso van a continuar recibiéndose en el horario de 9 a 13 y de 18 a 20 en el punto de recepción ubicado en el Polideportivo Sur Ramón Castillo, avenida Hipólito Yrigoyen esquina Fortunato Rodríguez, indicaron los responsables de la campaña.

En ese punto reciben computadoras, celulares, pequeños electrodomésticos como planchas, licuadoras, cargadores de baterías, cámaras digitales, equipos de música, videocámaras, videograbadoras, reproductores de MP3 y MP4, calculadoras, herramientas eléctricas y radios, entre otros.