El Gobierno de Catamarca implementó un sistema de alerta temprana de crecidas para la cuenca del Río Ambato, de la localidad El Rodeo. El objetivo es contar con información en tiempo real para tomar las medidas preventivas necesarias. Recordemos que en enero de 2014 un alud provocado por las fuertes lluvias en esa región se cobró la vida de varios habitantes.

La firma INSUS es la responsable de este sistema de redes inalámbricas de sensores que brindarán información precisa. Cada estación obtiene información sobre la profundidad del río y su caudal, estos datos son retransmitidos de manera inalámbrica hacia una base con personal de guardia, bomberos, policía, guardia civil, quienes podrán activar un plan de emergencia o evacuación. 

Desde una aplicación digital, al procesar la información se puede visualizar en tiempo real los eventos no deseados y generar alertas a través de correo electrónico. En algunos minutos, es posible saber si hay riesgo de una inundación o crecida, cuándo se producirá y cuán grave puede llegar a ser.

El sistema está instalado en zonas de montañas y permite detectar con antelación alguna catástrofe. Por ello, cada sensor ubicado en las márgenes del río obtiene datos y los transmite de manera inalámbrica a su respectiva estación que se encuentra en la cima de montaña. Además, los datos obtenidos por el sistema serán utilizados para futuros estudios que ayuden a entender la dinámica de la cuenca monitoreada.

INSUS es la única empresa en Argentina que trabaja en desarrollos de ingeniería de este tipo. El sistema que funciona en la cuenca del Río San Antonio, Córdoba, es importado.