La caza ilegal es una de las causas más importantes cuando se estudian la disminución de la población de ciertas especies de animales. En la zona rural de Viedma, en el paraje La Cuchilla, personal de la Policía Montada detuvo a tres personas que habían dado muerte a una mara con la ayuda de tres galgos. La mara, o liebre patagónica, es una especie protegida.

Todo comenzó cuando en el puesto Lobería la policía sospechó de las actividades que estaban llevando a cabo un grupo de hombres que iban al volante de un vehículo. Se trasladaban por la ruta provincial 51, con dirección a Viedma. Según informa el Diario Río Negro, en un momento del trayecto, vieron una mara y liberaron a tres galgos que llevaban con ellos para darle caza. La mara, en desigualdad de condiciones, fue capturada por los perros. Los cazadores fueron detenidos cuando emprendían el viaje de regreso. La policía halló la mara, que pesaba alrededor de siete kilos.

La mara, o también conocida como liebre patagónica, es uno de los roedores más grandes del mundo, con un peso promedio de 8 kg, con ejemplares de hasta 16 kg. Es una especie que habita la estepa, su alimentación se base en hierbas, raíces y pasto. Puede vivir sin tomar agua durante varios días. Su hábitat se ha reducido por el avance agrícola y por la competencia que tienen con las liebres europeas, que fueron introducidas por el hombre.

A los cazadores se les labró un acta por infringir la Ley de Fauna N° 2056. La multa puede alcanzar un monto de 1000 veces el valor de la licencia de caza, que cuesta $ 400. La Policia debió quemar el cuerpo de la mara, siguiendo el protocolo que se establece en estos casos. Una de las preocupaciones de los protectores de animales es qué pasó con la pareja del roedor, ya que las maras se mueven siempre con su pareja o crías, y cuando uno de ellos desaparece, el otro, incluyendo las crías, mueren de soledad.