Esta semana se conoció que la futura central nuclear que se construirá en Río Negro se hará frente a la costa marítima, se estudian posible locaciones que van desde El Condor hasta Sierra Grande, son 234 kilómetros de costa en cuyos municipios hay ordenanzas que prohíben la instalación de centrales nucleares.

Los municipios costeros de Viedma, San Antonio y Sierra Grande desde la década del 90 cuentan con legislación que prohíben la instalaciones de plantas que produzcan energía nuclear dentro de su ejido. El gobierno quiere apurar lo relativo a la ubicación de la central nuclear patagónica para poder avanzar con la locación de la sexta central que posiblemente también quiere instalar en esta región. Serán construidas con financiamiento chino. El subsecretario de Energía Nuclear de la Nación, Julio Gadano, estuvo de visita en Río Negro y declaró al diario Rio Negro: “La central se hará en la costa marítima, estamos estudiando siete posibles lugares que se encuentran al norte de Sierra Grande

El deseo del gobierno se encontraría con trabas legales. Desde la década del 90 el Municipio de Viedma y el de Sierra Grande tienen legislación en contra de la instalación de centrales nucleares. El Municipio de San Antonio Oeste, en su artículo 17 de su Carta Orgánica expresa textualmente que “no podrán instalarse centrales, reservorios, basureros o industrias nucleares que afecten la salud de la población”.

La comunidad costera rionegrina se alertó ante la inminente llegada de la energía nuclear a la zona. El Intendente de Viedma, José Luis Foulkes, comentó que “no se pueden tomar decisiones apresuradas. Primero, debemos tener un conocimiento acabado. Hay que escuchar y fomentar las charlas explicativas. Evaluar las energías alternativas y por qué irrumpe la nuclear. Por eso, hay mucho por trabajar y falta mucho por definir”, el Presidente del Consejo Delierante de San Antonio Oeste, Luis Esquivel condicionó la situación: “Todavía no nos corresponde efectuar ninguna acción”, aunque reconoció que si el gobierno se decide por algunos de los municipios que tienen legislación en contra de la energía nuclear, “se deberían modificar

La instalación de la central nuclear en la Patagonia ha ocasionado una enorme movilización en toda la región, en la reciente Cumbre Ambiental Patagónica, una multitud, compuesta por organizaciones sociales, ambientales e intendentes de toda la región expresaron su rechazo a la presencia de la planta nuclear, con respecto a esto, el presidente del bloque de concejales del movimiento oficialista Juntos Somos Río Negro, José Clemant, se encargó de hacerle el trabajo al gobierno nacional al declarar: “No sabemos dónde estará y ya salimos a oponernos. No nos hace bien y le pedimos al gobernador de Chubut Mario Das Neves ser respetuoso de los rionegrinos y no opinar como “nosotros no opinamos cuando se discute el derrames cloacal al mar en su provincia

Esta semana también el gobierno socializó su proyecto de crear parques nacionales marítimos con el objetivo de proteger la costa de nuestro Mar. La confirmación de que la central nuclear estará frente a las costas del Mar Argentino es una completa contradición a la idea de proteger y conservar la biodiversidad marítima.