Se dieron por concluidas las tareas de cierre y recomposición del predio de unas 7 hectáreas que recibía más de 1.200 toneladas de residuos por mes durante los últimos 50 años en el partido bonaerense de Cañuelas. La presidenta de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), Dorina Bonetti, encabezó junto al ministro de Ambiente de la Nación, Sergio Bergman, el cierre de este “macrobasural” que recibía cerca de 45 millones de residuos diarios.

En noviembre pasado, la Coordinadora Ecológica Área Metropolitana (CEAMSE) comenzó, a partir de un acuerdo con ACUMAR, los trabajos para cerrar en forma definitiva los dos vertederos de la Cuenca Alta, en Marcos Paz y Cañuelas.

Desde el comienzo de los trabajos de cierre, ACUMAR asumió el compromiso del transporte y la transferencia de los residuos generados por el municipio hacia alguno de los centros de disposición de CEAMSE, además se comenzó a construir el Ecopunto, que permitirá recuperar una buena parte de la corriente de áridos y residuos de poda.

Los trabajos realizados en el predio, ubicado en las cercanías de la ruta provincial 6 a unos 2 kilómetros de la intersección con la ruta nacional 205, se denominan “cierre técnico” y consiste en la nivelación y estabilización de los terraplenes del terreno y la remoción de una parte de los residuos que allí se encuentran, los cuales son llevados al relleno sanitario de CEAMSE.

También se realizó la compactación de la superficie y la cobertura de la misma con una capa de tierra negra no menor a 60 centímetros de espesor para proceder, por último, al sembrado de vegetación. Además, se construyeron 3 pozos de monitoreo de agua subterránea para tener un control más estricto del predio y la infraestructura para los controles y monitoreo de Biogás.

Se construyeron los desagües pluviales, una barrera forestal en la que fueron plantados árbolesprovistos por CEAMSE. El trabajo de cierre tomó 8 meses y se realizó con dos retroexcavadoras, una topadora, una retropala y dos camiones volcadores de 14 metros cúbicos.