Uno de los lugares más visitados por el turismo en el país está contaminado. El Arroyo Cascada, que baja entubado en la base del Cerro Catedral (Río Negro) y que traslada liquidos de la planta de tratamiento de efluentes cloacales de la Villa Catedral tiene altos niveles de bacterias contaminantes.

El estudio, que difunde el diario Río Negro, lo hizo un laboratorio de Bariloche e integra el cuerpo de un expediente judicial que está a cargo del Juez en lo Civil y Comercial, Santiago Morán. La causa se inició a principios de este año. Para avanzar en el proceso se espera un análisis más completo del Centro Universitario Regional.

Los análisis preliminares arrojan resultados muy preocupantes, más teniendo en cuenta que el arroyo se halla cerca de la entrada al Cerro, que es visitado por miles de turistas de todo el país. El entubamiento de salida del arroyo se hizo de manera provisoria hace dos años, cuando un alud destrozó la planta de tratamiento de Cerro Catedral, pasado este tiempo, aún no llega una solución. La consecuencia fue la contaminación de un curso de agua que proviene del deshielo.

Los resultados del análisis que el laboratorio le entregó a la Justicia determinan que hay un nivel de bacterias coliformes totales mayor de 2.400 NMP/100 mililitros. Lo permitido es 1000. En el agua se halló 1.609 NMP/100 ml de escherichia coli, acá el nivel máximo es 200, y también se encontraron  580 UFC/ml de bacterias aerobias heterotrofas, el valor máximo es apenas 100.

“Claramente este muestreo es prueba de que la planta de tratamiento que hay no sirve como tal y contamina el arroyo Cascada”, comentó el legislador Alejandro Ramos Mejía, quien fue el que presentó el amparo que inició la intervención judicial. El saneamiento de Villa Catedral, según lo informó el gobierno de Río Negro, tiene un costo de 88 millones de pesos. Para la provincia es más redituable contaminar un arroyo que gestionar el financiamiento de una obra en un lugar que usa para publicitar sus atractivos turísticos.