Se trata de dos de las tres escuelas que funcionaban en el Complejo Educativo Bilingüe Intercultural de Pampa del Indio: el Bachillerato Libre para Adultos (BLABI) y la Escuela de Familia Agroecológica Nº 185, ambas gestionadas por el Consejo Qompi (Lqataxac Nam Qompi), una organización indígena que lucha por el Derecho a la Educación Bilingüe Intercultural y que cuenta con personería jurídica de orden público.

Desde su puesta en marcha, del BLABI egresaron 500 estudiantes Qom, muchos de ellos ya profesionales titulados por la Educación Superior, y 200 de la Escuela de Familia Agroecológica, todos estudiantes provenientes de la zona rural de Pampa del Indio y otras localidades como General San Martín, Siete Árboles, Tres Isletas y Fortín Lavalle.

La resolución que eliminó estas escuelas lleva la firma de la Directora General de Gestión Educativa del Ministerio de Educación del Chaco, Patricia Alejandra Kopytco.

La única escuela que queda en pie en el Complejo para este ciclo 2019 es el Centro de Estudios Bilingüe Intercultural (CESBI). En cada ciclo lectivo, en los tres establecimientos del Complejo, estudian entre 400 y 500 alumnos de las comunidades indígenas.

La medida se da en el marco del conflicto desatado el año pasado cuando los miembros del Consejo Qompi denunciaron la usurpación del Complejo y el avance decidido sobre la autonomía de esa organización por parte de funcionarios educativos del gobierno provincial, el intendente de Pampa del Indio, Gustavo Karasiuk, y el presidente del Instituto del Aborigen Chaqueño (IDACh), Orlando Charole, con el objetivo de hacerse del control del establecimiento y de los recursos que maneja.

En diciembre pasado, los miembros del Consejo Qompi presentaron una acción de amparo y una medida cautelar ante el Juzgado Civil y Comercial Nº 6 de Resistencia para que se deje sin efecto otra disposición de la cartera educativa provincial que decidió remover al personal directivo indígena del Complejo, avasallando la autonomía de esa organización indígena.

Estas escuelas están funcionando desde hace 20 años en nuestras comunidades, abriendo caminos, siempre continuando con el esfuerzo”, indicó Isabel Paredes, integrante del Consejo Qompi, a medios locales y expresó: “Nos vemos muy perseguidos desde la política que está llevando adelante el gobierno, más que nada el Ministerio de Educación”.