Personal de la Administración de Parques Nacionales (APN), la Subsecretaría de Ambiente y Biodiversidad de Chaco, Fundación Rewilding Argentina y Proyecto Yaguareté realizaron recorridas en la zona para recabar datos de campo en el sitio del registro con el acompañamiento de la Fundación Rewilding.

De esta manera se confirmó la presencia de un individuo de yaguareté (Panthera onca) en la zona, que no se trata de Qaramta (el macho que apareció en septiembre de 2019 y que está siendo monitoreado con un collar satelital), con lo cual es una noticia alentadora para la especie en esta región.

Se estima que en Chaco hay solamente unos 20 yaguaretés. La especie está ecológicamente extinta en el área, donde es improbable que estos ejemplares se encuentren para reproducirse.

El yaguareté es Monumento Natural Nacional, categoría máxima de protección para una especie. La caza furtiva y la destrucción de su hábitat en manos de la frontera agropecuaria lo llevaron al borde de la extinción en nuestro país, en donde apenas sobreviven unos 200 individuos en todo el territorio nacional.