El Complejo Ecológico Municipal de Sáenz Peña, provincia de Chaco, liberó 380 animales de más de 20 especies en la Reserva Privada “La Leonor”. Con esta suelta, el establecimiento se acerca a los 26 mil ejemplares devueltos a la naturaleza en sus 38 años de labor.

Se liberaron un oso hormiguero, seis monos carayá, cuatro pecaríes labiados, dos pecaríes de collar, dos aguará pope, dos coatíes, cuatro tatus, quince yacarés overo, veinticinco tortugas de laguna, treinta tortugas de tierra, cuatro lagartos overos, una boa lampalagua, una boa curiyú, una ñacaniná amarilla, 23 loros habladores, 102 jotes, una chuña pata gris y 157 pájaros autóctonos.

Todas estas especies fueron rescatadas de tenencias ilegales, recuperado de diferentes accidentes y en muchos casos nacidos en el propio complejo.

Para la liberación se realizan preparaciones en el Centro de Recuperación durante semanas para ir adaptando al animal al traslado y preparándolos para su natural subsistencia, para garantizar de esta forma el éxito de la suelta.

Esta acción se realizó en el marco de los festejos del 105 aniversario de Sáenz Peña, y posicionó nuevamente al Complejo como uno de los más prolíferos a nivel mundial en liberación de animales.

Reconocido por su trabajo en preservación, recuperación y reproducción de especies del bosque chaqueño, el Complejo Ecológico recibe animales secuestrados de contrabando, domesticados o accidentados y procura su recuperación para devolverlos a su ambiente. También libera aquellos nacidos en cautiverio. Por la cantidad de animales liberados y la variedad de especies es único en su clase.

Sostenido en su totalidad con aportes municipales y los fondos recaudados por su cooperadora, es uno de los puntos de atracción educativa y recreativa más significativos de la región.

Las 150 hectáreas de este lugar son un lugar de recreación para toda la familia, y para educar en la lucha contra el mascotismo de fauna silvestre. Además, se realiza reproducción, manejo y estudios biológicos de especies en peligro, recuperación y liberación de especies autóctonas del Parque Chaqueño.

En sus 38 años de funcionamiento, este Complejo desarrolló importantes proyectos de preservación de animales como el yaguareté, el aguará guazú, el oso hormiguero, el yacaré y un proyecto en conjunto para la recuperación del Cóndor Andino que permitió la inserción de ejemplares nacidos en el Chaco en toda Latinoamérica.

Cuenta también con un santuario único en la región para grandes felinos que alberga tigres y leones secuestrados de circos y particulares.