Representantes de Chaco, Santa Fe, Santiago del Estero y del gobierno nacional definieron acciones a ejecutar en los Bajos Submeridionales, que serán parte de un acta de acuerdo que se pondrá a consideración de los gobernadores de cada provincia.

“Hay marcado interés en alcanzar un acuerdo y solución del problema con el acondicionamiento del sistema”, dijo el directivo chaqueño de la Administración Provincial del Agua, Gustavo D’Alesandro y destacó que en la reunión para analizar el tema “estuvieron presentes Pablo Bereciartua de Recursos Hídricos de la Nación, el ministro de infraestructura de Santa Fe José Garibay, y la ministra de Agua y Ambiente de Santiago del Estero Norma Fuentes”.

El funcionario precisó que “el Chaco realizó obras de canales para derivar excesos hídricos hacia los ríos Salado y Paraná, pero es necesario rever la situación con las demás provincias el funcionamiento del sistema para evitar inundaciones por problemas que se pueden y deben evitar”.

El objetivo es armonizar una problemática de larga data en pos de mejoras, tanto en el ámbito agrícola-ganadero como así también urbano, ya que esta amplia zona se ve afectada muchas veces por los excesos hídricos debido a las precipitaciones y por otro lado en períodos de escases por la sequía.

Durante el encuentro también analizaron la posibilidad de promover y facilitar una gestión eficiente, equitativa y sustentable de las aguas de la Región Hídrica de los Bajos Submeridionales; promover la realización de proyectos y obras para prevenir inundaciones en los cascos urbanos y áreas rurales, como así también promover la generación, integración y análisis de datos e información necesaria para la planificación y gestión integrada de los recursos hídricos.

Además acordaron trabajar para propiciar acciones para la prevención y mitigación de los efectos que ocasionen condiciones hidrológicas extremas y procesos de erosión en la Región Hídrica; promover la preservación de los recursos hídricos y recursos naturales asociados; promover la participación de los actores directamente involucrados en la problemática hídrica de la región; y realizar estudios y/u obras por sí o por terceros, brindar asesoramiento y prestar servicios a personas físicas y jurídicas que así lo requieran, en el marco del objeto del Comité.