El Parque Nacional El Impenetrable ya se encuentra abierto a visitantes mediante un sistema de reservas solamente accesible a residentes de las localidades de Miraflores y Misión Nueva Pompeya. La Administración de Parques Nacionales (APN) puso en marcha la planificación de un proyecto de desarrollo turístico para el área protegida y sus comunidades vecinas.

En este contexto surgió el Sub-Proyecto Demostrativo “Ecoturismo Comunitario en el Parque Nacional El Impenetrable”, uno de los 20 Sub-Proyectos ejecutados por el Proyecto Corredores Rurales y Biodiversidad, que cuenta con financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial / GEF y que son administrados por el Banco Mundial.

Si bien la situación epidemiológica que atraviesa el país ha retrasado los avances del proyecto, la reapertura del Parque reanimó las esperanzas de los pobladores para retomar sus emprendimientos y estar listos para la “nueva normalidad”.

El Técnico Joni Marcelo Torres, uno de los responsables técnicos del proyecto -y del desarrollo del Área de Uso Público del área protegida- explicó que el objetivo es exhibir el desarrollo de la actividad turística en armonía y respeto con el entorno natural y cultural, y al mismo tiempo que genere ingresos significativos para las poblaciones campesinas, productores y emprendedores que habitan en las áreas de amortiguamientos del Parque.

Con la aplicación de este proyecto -indican-, se contribuiría a disminuir los riesgos de deserción rural, garantizando la conservación de las áreas de amortiguamiento, pero esta vez con un aliado estratégico: la población local conservando su territorio y revalorizando su identidad.

El Proyecto se lo ejecuta en conjunto con un aliado estratégico en el territorio, como la Asociación de Prestadores de Turismo Receptivo de la Provincia del Chaco, organización que representa y contiene a los pequeños y medianos productores y emprendedores del sector turístico. De esta manera se pretende la diversificación de las actividades prediales y comunitarias, en función de la promoción de la producción artesanal y la prestación de servicios turísticos de bajo impacto, económicamente rentables”, explicó Torres.

Las localidades del proyecto se ubican en noroeste de la provincia, a 312 km. de Miraflores, y a 370 y 450 km, sobre la ruta provincial Nº 9, los parajes La Armonía y Nueva Población.

Así se busca consolidar y posicionar un micro-corredor turístico, fortaleciendo a las organizaciones de base territorial con equipamiento y capacitaciones específicas de la actividad turística, y con infraestructura complementaria para actividades recreativas dentro y fuera del Parque Nacional El Impenetrable.

Hasta el momento, con el primer financiamiento se compraron diversos equipamientos: kayaks, chalecos salvavidas, bicicletas con sus respectivos kits de seguridad, libros guías de flora y fauna, binoculares, carpas, catres, bolsas de dormir, batería de cocina, mesas, sillas, luminaria LED – solar, y estaciones de carga solares para dispositivos móviles.

En materia de infraestructura, el proyecto pretende instalar dentro y fuera del Parque, miradores, muelles, pasarelas y estructuras elevadas para la instalación de carpas, a fin de complementar y enriquecer las actividades recreativas ofrecidas por los vecinos del Área Protegida.

La inversión, que supera los 9 millones de pesos, permitirá el desarrollo de cinco grupos asociativos, 45 beneficiarios directos y 180 familias involucradas de los parajes Nueva Población, La Armonía, mujeres artesanas Wichi de Misión Nueva Pompeya, Amigos Emprendedores de Miraflores y mujeres artesanas de la Comunidad Qom, de Miraflores.

Los emprendedores de Nueva Población se están preparando como guías de sitio, con prestación de servicios de canotaje en el Río Bermejito, comidas típicas, artesanías criollas, camping agreste, centro comunitario y emprendimiento apícola. Por otro lado, las familias de la Armonía se capacitaron en servicios, gastronomía local, recepción de turistas, eventos y festejos locales.

Por su parte, las mujeres artesanas Wichi de Nueva Pompeya elaboran y comercializan piezas en chaguar. Los Amigos Emprendedores de Miraflores ofrecerán servicios turísticos, gastronomía y organización de eventos culturales.

Las mujeres artesanas de la comunidad Qom de Miraflores elaboran y venden piezas realizadas en palma carandilla, ofrecen servicios turísticos, y salidas interpretativas al monte para realizar la recolección de la materia prima.

Chaco es una de las pocas provincias que tiene una asociación civil de turismo receptivo.Desde el 2014 empezamos a trabajar desde los emprendimientos en forma articulada con el Instituto de Turismo, con todo lo que es profesionalización y capacitación de los emprendedores turísticos”, destacó la contadora Mónica Lencina, tesorera de la Asociación Civil de Turismo Receptivo.

Desde la entidad que nuclea a 65 asociados (hoteles de campo, cocineros, artesanos, prestadores de servicios activos, guías baqueanos, observadores de aves y otros), Lencina destacó que el objetivo general es posicionar al Chaco como destino turístico bien visto a nivel nacional y a nivel internacional. Estamos trabajando desde el año pasado con la presentación de proyectos específicos para conseguir posibilidades de inversión en la zona.

“Sabemos que lo que se viene como tendencia es el turismo de naturaleza y Chaco es naturaleza pura. Se viene un turismo de grupos reducidos, muy coincidente con el tipo de servicios que ofrecemos, con lo cual no nos genera grandes cambios”.