Por Matilde Moyano | Fuente Ministerio de Ecología de Misiones

El ex Soda Stereo y presidente de la Fundación Revolución 21 (R21), Charly Alberti, mantuvo una reunión con la Ministra de Ecología y Recursos Naturales Renovables Viviana Rovira y pidió que las autoridades nacionales que entreguen al ministerio misionero radares detectores de velocidad para colocar en la zona del Parque Nacional Iguazú, con el fin de proteger a la fauna de posibles atropellamientos. 

El músico puntualizó su pedido en el control de los vehículos, ya que recientemente un conductor arrolló a un ejemplar de puma en inmediaciones del parque y se dio a la fuga.  A través de un pedido al Director Ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Felipe Rodríguez Laguens, la ministra solicitó la cesión de dos cinemómetros para controlar los límites máximos de velocidad previstos para la circulación de vehículos en rutas que atraviesan Áreas Naturales Protegidas de la Provincia de Misiones

La Ruta 12, por ejemplo, registra numerosos atropellamientos de fauna silvestre todos los años (alrededor de 3000 individuos), y constituye hoy en día una de las principales amenazas a la conservación de nuestras especies. La legislación provincial sanciona con penas pecuniarias a quienes transgredan los límites de velocidad impuestos a la circulación dentro de un Área Natural Protegida, situación que hoy en día sólo resulta posible verificar en el marco de una pericia accidentológica, y luego de producido el daño que la norma pretende evitar

Misiones preserva el último gran remanente planetario de la Selva Paranaense, que antes se extendía por 80 millones de hectáreas en Brasil, Paraguay y Argentina, y que posee hoy sólo 4 millones de hectáreas de su territorio original, de los cuales 1,2 millones de hectáreas aún permanecen en Misiones. La misma constituye el hábitat de una gran variedad de especies de fauna y flora, entre ellas varias en peligro crítico para nuestro país, como el yaguareté, monumento natural provincial y nacional.

PPD

Se debatió además sobre el armado de acciones en el marco del Programa Pequeñas Donaciones (PPD), implementado por las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y aplicado en Argentina en 2006, el cual tiene por finalidad apoyar iniciativas de la sociedad civil en el marco de las áreas regionales del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) y encontrar soluciones ambientales a nivel mundial, conservación de la biodiversidad, cambio climático, prevención de la degradación de la tierra, manejo sustentable de bosques nativos, contaminantes orgánicos persistentes. Para ello se entregan donaciones a las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) para ejecutar proyectos comunitarios. La mejor manera de enfrentar los problemas del ambiente mundial es con la participación de las poblaciones locales para que se generen beneficios directos para lo comunidad.

Convocado por René Mauricio Valdés, Coordinador Residente del Sistema de Naciones Unidas (SNU), Alberti se sumó en julio al Comité Directivo Nacional del PPD, el cual está compuesto por los puntos focales gubernamentales del FMAM en Argentina y diversas organizaciones de la sociedad civil que participan activamente en la gestión.

Este programa brinda actualmente apoyo financiero y asistencia técnica a 52 proyectos en el Noreste Argentino (NEA) con un monto de inversión de aproximadamente un millón novecientos mil dólares estadounidenses desde al año 2012, beneficiando a asociaciones ambientalistas, familias campesinas, pueblos originarios y pequeños productores rurales. El PPD cuenta con un presupuesto superior a los dos millones de dólares estadounidenses para el periodo 2015/2018 y seguirá aplicando en el NEA, según explicó el Coordinador Nacional del PPD en Argentina, Francisco López Sastre.

R21

Charly Alberti fundó Revolución 21 en 2010 con el objetivo de construir una América Latina sustentable, ya que la solución al problema del cambio ambiental global reside en re-evolucionar nuestro pensamiento: dejar atrás las ideas del siglo XX (de crecimiento sin límite a costa de la devastación del planeta) para saltar hacia el nuevo pensamiento del siglo XXI. Sólo ésta evolución será la que podrá generar una América Latina sustentable. 

En R21 aseguran que hay que “construir una sociedad con mayor respeto hacia el planeta y en consecuencia, hacia nosotros mismos. Pero este mundo sólo puede hacerse realidad si los ciudadanos se involucran. R21 no es sólo una fundación. Es un movimiento. Es la suma del compromiso de los mejores científicos de la región, de los más comprometidos profesionales y de la comunidad“.