En el marco del primer Día del Espacio que se celebrará el domingo en conmemoración del 46 aniversario del lanzamiento del primer satélite espacial chino, las autoridades de la Administración Espacial Nacional China anunciaron la misión que tiene previsto “orbitar en torno a Marte, aterrizar en su superficie y desplegar un vehículo robot”.

Uno de los responsables del proyecto explicó que el objetivo es que la nave no tripulada aterrice en Marte, tras varios meses de viaje, en 2021, coincidiendo con el centenario de la fundación del Partido Comunista de China.

En noviembre de 2011 China realizó el lanzamiento de una sonda a Marte, el “Yinghuo 1”, en colaboración con Rusia, pero la misión, lanzada desde la base kazaja de Baikonur, no logró salir de la órbita terrestre y se desintegró, dos meses después sus restos cayeran en el océano Pacífico.

El ambicioso programa espacial chino se va a acelerar en la segunda mitad de este año, de su segundo laboratorio espacial, denominado Tiangong-2, del que se asegura que tendrá muchas mejoras respecto al Tiangong-1 lanzado en 2011.

Además, la agencia espacial china prevé lanzar en los últimos meses de este año una nueva misión tripulada, que marcará el retorno de los astronautas de este país a la órbita terrestre tras las cinco realizadas entre 2003 y 2013.

Esta misión tripulada, a bordo de una nave Shenzhou-11, se acoplará con el laboratorio espacial para una misión de 30 días. Finalmente, China prevé lanzar en 2018 el módulo central de su futura estación espacial, una instalación que espera tener en servicio hacia 2022.