Luego de los incendios que dejaron más de 41.000 hectáreas de bosques nativos afectados en 2015, la provincia de Chubut contará por primera vez con un helicóptero para combatir el fuego.

El pedido, en principio, era de tres helicópteros y dos aviones, además de equipamiento para los brigadistas. Sin embargo, sólo habrá un helicóptero con base en el Parque Nacional Los Alerces.

El intendente del parque, Daniel Crosta, explicó a medios locales que a la hora de enfrentar los incendios el medio aéreo es una herramienta más que importante y que son fundamentales las estrategias de prevención. Muchos de los focos registrados durante el verano último fueron intencionales.

También explicó que están pensando desde diferentes estamentos técnicos y profesionales “la incorporación de productos químicos como retardantes” con el objetivo de disminuir el impacto del fuego en los primeros momentos de gestación. “El retardante es un químico que sirve para sofocar más rápido las llamas y hace que tenga menos propagación. Con eso el personal que está en tierra puede operar y llegar más rápido al lugar, como así también puede controlar el incendio en menor tiempo”.