Se trata de micro-relatos filmados en distintos puntos de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, Santiago del Estero, Santa Fe y Neuquén, que conforman “Las fronteras del cuerpo” en un contexto marcado por el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno Nacional para mitigar la pandemia de coronavirus.

Los cineastas se reúnen en reflexiones poéticas y sensoriales en este largometraje propuesto por los realizadores Andrés Habegger y Nicolás Alonso. Abren las puertas de su cotidianidad en forma de ensayos audiovisuales, y son protagonistas de sus propios encuadres, como cuerpos que se plantean en la necesidad de la “otredad” y en tensión con la naturaleza.

Las historias fueron registradas con teléfonos celulares o cámaras fotográficas bajo la consigna “así miro/siento el mundo en este tiempo”, parte de la idea de que “la cuarentena nos ubica a todos en la misma situación. Es interesante ver cómo los cortos terminaron dialogando entre sí, aunque los autores no se conocieran previamente”, reflexiona Habegger y detalla que “Tiene que ver con el aquí y ahora y con una búsqueda de lo primario y esencial a través del cuerpo que filma y no de la mente”.

“No hubo más que un documento de convocatoria que planteó pensarse desde lo corporal, lo íntimo y autoral“, explica el director sobre los participantes que inmediatamente empatizaron con las propuestas de cómo habitarse y de mirar a través del propio cuerpo.

Uno de los cortometrajes que forman parte de “Las fronteras del cuerpo” es “La Espina”, dirigido y realizado por Mariano Raffo en Villa Las Rosas (Córdoba): “Una vez cerradas las fronteras sentí el encierro y lo irónico de pensarlo rodeado por un océano de monte. Sentí las pestes de la Edad Media y en los privilegios de los recluidos en las campiñas bebiendo, comiendo, cantando. Sentí la invasión repentina de las pantallas que los acuerdos familiares solian frenar. Sentí la ilusión de la falta de medios para filmar cuando descubrí que lo esencial estaba en un teléfono. Como el ardor de una espina sentí la angustia de los otros y me la quise sacar“, expresó a El Federal el también director de Return to Bolivia (2008) y Escuela Monte (2018).

También participan de este filme Ana Fraile (“Distancia”), Francisco Matiozzi Molinas (“Cercanía eterna”), Myriam Angueira (“Espacio sagrado”), Nicolás Herzog y María Mir (“Ping pong”), Nahuel Vec (“Urdir”), Mariana Russo (“Ammonite”) y Nicolás Macario (“Pan de mí”), Valentina Llorens (“Grecia”), Mariana Belén Rodríguez (“Muro de pinos”), Paulo Pécora (“Segundo piso, departamento 18), Silvia Di Florio (“Tiempos otros”), Melina Terribili (“Anochece”); Víctor Cruz (“Women. Nosotros”).

Luego del estreno televisivo, el filme estará disponible hasta el 3 de mayo en la plataforma Cont.ar.