Fuente: Turismo Tandil / Fotos: Juan Carlos Casas

Esta nueva propuesta nace tomando en cuenta aspectos vertidos en el Plan Estratégico de Turismo Tandil 2020, donde se fija como prioridades la necesidad de diversificar la oferta y potenciar la fama gastronómica de Tandil y busca destacar como una fortaleza del territorio a las actividades productivas históricamente ligadas a la identidad cultural de Tandil y que han contribuido a conformar la estructura socioeconómica local, considerando a la cultura como valor del patrimonio turístico de un destino.

El proyecto fue desarrollado a partir del trabajo conjunto de la Secretaría de Desarrollo Económico Local del Municipio, la carrera de Turismo de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN) y los titulares de establecimientos vinculados a la actividad y prestadores turísticos.

Es un Circuito cuyo recorrido incluye casas de venta de productos regionales, que ofrecen variedades de salames y quesos de Tandil, con un valor agregado que los caracteriza o diferencia, ya sea un producto, una característica del local, o distintas cuestiones que aporten a la identidad del Circuito, ofreciendo además la posibilidad de degustación.

Por su parte el Secretario de Desarrollo Económico Local, Pedro Espondaburu, detalló “es una nueva iniciativa que nos permite aprovechar las fortalezas de Tandil como destino y con tradición productiva en salames y quesos, construyendo un circuito con los veinte establecimientos que hoy están funcionando como puestos de venta de productos regionales y promover, con apoyatura del Instituto Mixto de Turismo, que se conozcan las diferentes ofertas que hay en la ciudad, que se compren ese tipo de productos y generar un atractivo nuevo, que además está en línea con uno de los ejes del Plan Estratégico de Turismo que marca como necesario el desarrollo de la oferta”.

A principios de 2010, un grupo de productores y comercializadores de Tandil, conformaban una Asociación Civil denominada Consejo de la Denominación de Origen de Salame de Tandil, con el objeto único de Promover y Regular la Denominación de Origen “Salame de Tandil”, según surge del Acta Constitutiva y Estatuto Social de la entidad.  Se institucionalizaba de esta manera una visión común, la de proteger una producción típica ligada al patrimonio cultural de la región, atacada y/o vulnerada por permanentes copias y falsas imitaciones. A esta producción se le agrega la destacada quesería que se puede disfrutar en la ciudad serrana gastronómica por excelencia de la Provincia de Buenos Aires.

“En esta primera etapa y apostando a la promoción del circuito se ha establecido un sistema de premios con valores bajos. Cuando la persona haga una compra de cien pesos se le va a entregar una libreta o pasaporte en el que cada local certifica con un sellado la compra por ese importe. Con un sello acceden a un rompecabezas de distintos destinos turísticos de Tandil, para difundir en el imaginario de los potenciales usuarios del circuito de que ese destino tiene que volver a ser visitado, con tres sellos participan en un sorteo por un estadía completa por un fin de semana para cuatro personas, justamente porque queremos que vuelvan, y si tienen cuatro sellos en la oficina de turismo se les entregará un cuchillo, que es una manera de dar a conocer el producto de la muy buena industria de cuchillería artesanal que hay en la ciudad”, explicó. Tandil abre sus puertas y ofrece lo mejor.