Se trata de una moderna construcción, anexada al Pabellón I de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FCEyN), que busca ser un agente de cambio en la manera de investigar y formar recursos humanos en Argentina y Latinoamérica.

Serán en total 17.200 m2 destinados a institutos y carreras pertenecientes a la FCEyN, y al Centro Latinoamericano de Formación Interdisciplinaria (CELFI), iniciativa de la Secretaría de Gobierno de Ciencia que posibilita que científicos de nuestro país y la región aborden problemas complejos que requieren la interacción de diferentes áreas del conocimiento.

Consiste en un edificio pabellón de baja estatura con acento en la organización funcional y la sustentabilidad. Fue diseñado por el arquitecto uruguayo Rafael Viñoly y consta de dos plantas principales, un subsuelo y dos patios abiertos que evocan al número cero y al símbolo infinito.

Su techo verde colaborará en la ralentización del desagüe de aguas de lluvia y el aumento de la absorción del calor; el reconocimiento del entorno (se mantuvo la arboleda original y aquella que no pudo trasplantarse se reemplazó con especies nativas), y la luz natural en todos sus ambientes evidencian el uso racional de la energía.

La obra contemplará oficinas y aulas del Departamento de Computación, el Departamento de Ciencias de la Atmósfera y los Océanos, el Instituto de Cálculo, y cursos, conferencias e investigadores visitantes del programa CELFI.