Inspectores del Ministerio de Trabajo clausuraron en Tartagal un comercio frutihortícola, ubicado en calles San Martín esquina Tucumán, tras constatar que un menor de edad estaba realizando tareas dentro del local. Igualmente, los inspectores comprobaron que siete empleados no contaban con la registración laboral correspondiente.

Durante las actuaciones, los funcionarios públicos fueron amenazados de muerte y de incendiar el vehículo oficial. Ante esta situación se procedió a solicitar el resguardo de la fuerza policial en protección de la integridad de las personas y del vehículo oficial.

Los inspectores labraron la correspondiente acta de infracción y realizaron la denuncia penal ante la Fiscalía Penal Nº 2 por los delitos de trabajo infantil y amenazas contra los inspectores de la Secretaría de Trabajo.

El accionar del cuerpo de inspectores del Ministerio de Trabajo se realiza en virtud de la normativa vigente, ley provincial 6.291 de Procedimientos Administrativos. Asimismo se aplicó la ley N° 26.844 por ocupar niños, niñas y adolescentes de edad mínima de admisión de empleo y por no cumplir con las condiciones establecidas legalmente.

Es importante recordar que el trabajo infantil no solo se combate imponiendo sanciones, si no que requiere también de medidas educativas que fomenten la comprensión del fenómeno.

Fuente: Ministerio de Trabajo de Salta