San Vicente es una ciudad que está a 50 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es cabecera del partido homónimo y forma parte del conglomerado de municipios que se conocen como Gran Buenos Aires. Por su cercanía a la Capital del país es un territorio que en los últimos tiempos se ha visto invadido por la construcción de barrios privados. Días pasados el Gobierno municipal clausuró el emprendimiento “Ciudad Náutica” por considerar que se trataba de un proyecto de minería a cielo abierto. 

El Intendente Mauricio Gómez expresó en una rueda de prensa que tomó esta desición tras consultar los informes que los inspectores de las Secretarias de Obras Públicas y Medio Ambiente le elevaron al llegar hasta el lugar en cuestión y ver que se trataba de un emprendimiento que nada tenía que ver con un barrio privado. Había en el lugar una cava de más de 14 metros de profundidad. Tras la clausura, el jefe Comunal elevó una denuncia a la Autoridad del Agua y al Ministerio de Energía y Minería de la Nación. 

“Esta obra viola todo tipo de leyes y reglamentaciones, ha dañado nuestro medio ambiente y constituye un peligro altísimo para quienes en un futuro serán habitantes de este complejo”, señaló Gómez.

Ciudad Naútica era un proyecto ambicioso que comenzó en el año 2009, y se trataba de crear un barrio privado en un área de 200 hectáreas, con ingreso por la ruta 58. Entre sus planes originales estaba previsto la construcción de un lago, pero cuya profundidad no podía ser mayor a los 3 metros. 

“Esta es una irregularidad más que hemos heredado, no había una preocupación por el cuidado del medio ambiente“, comentó el Intendente quien remarcó que desde enero vienen investigando el emprendimiento. En San Vicente está prohibido el funcionamiento de cavas. La investigación quiere saber si la empresa constructora volcó tosca en un humedal próximo a la zona destinada para levantar el barrio privado.

Los inspectores municipales dejaron sentado en sus informes que la excavación había generado acantilados de hasta 14 metros. Destacan el peligro que esto representaba para los vecinos. En un comunicado emitido por la Municipalidad, expresa: “Hemos procedido a clausurar preventivamente la obra del del barrio privado Ciudad Náutica. Dentro del predio, se estaba excavando sin permiso provincial ni municipal a unos 14 metros de profundidad, algo que nosotros consideramos minería a cielo abierto. En el masterplan del barrio figura un lago con tres metros de profundidad. Queremos agradecer a los funcionarios de Obras y Medioambiente que han estado estudiando el caso, que demuestra lo que falta de control puede causar: que haya personas o empresas que crean que pueden hacer lo que quieran, maltratar al medioambiente, comprar voluntades, ignorar advertencias, decidir qué pagar y cuando. Respecto a la situación particular mencionada, en los próximos días, diferentes órganos públicos tomarán cartas en el asunto. Y el municipio les dará toda la información que necesite, tanto al Autoridad Del Agua, a Minería como a la justicia”