Por Leandro Vesco / Fuente: Télam

El drama de la inundación vuelve a sobrevolar Formosa. La crecida del río Paraguay alcanzó los 5,99 metros en Clorinda, a 116 kilómetros al norte de la capital formoseña, lo que implica que “la etapa de evacuación está a sólo 1 centímetro de llegar a su nivel y esto se podría dar en horas”, alertó hoy la delegación local de Prefectura Naval Argentina.

El aumento del caudal del río en Puerto Pilcomayo, Clorinda, se debe a las incesantes lluvias de las últimas semanas en esa zona, donde desbordó el riacho El Porteño y debieron evacuar a más de 130 familias ribereñas. El municipio informó que trabajan junto al gobierno provincial en reubicar y construir módulos habitacionales sobre la banquina de la ruta nacional 11, a fin de “colaborar con los vecinos que lo requieren para sacar sus pertenencias y poder ir tomando lugar seguro de la creciente”.

Las autoridades de Clorinda estimaron que en esta semana “la gran mayoría de los vecinos de la zona portuaria deberá ir mudándose para evitar ser agarrados por el avance de las aguas”, por lo que “ya se realizó un relevamiento y se construyen los módulos habitacionales para esas familias”, se están entregando chapas, clavos, alambre y palmas para algunas familias que carecían de esos elementos para que puedan acondicionar un lugar seguro si hay inundaciones, detallaron los responsables de la comunica y alertaron sobre el riesgo para las que aún permanecen en la ribera del río.

Las autoridades de Clorinda estimaron que en esta semana “la gran mayoría de los vecinos de la zona portuaria deberá ir mudándose para evitar ser agarrados por el avance de las aguas”, por lo que “ya se realizó un relevamiento y se construyen los módulos habitacionales para esas familias”.

Paralelamente equipos de salud provinciales “brindan múltiples atenciones a niños, adultos y embarazadas para preservar la salud de los evacuados con controles de glucemia, toma de tensión arterial, aplicación de las dosis correspondientes al calendario de vacunación y realizan exámenes obstétricos a las embarazadas. Además, esperan recibir en los próximos días “alimentos para los animales, especialmente para el ganado vacuno, que por la crecida del río ya no cuenta prácticamente con lugares donde pastar”.