Cocineros de Salta, Tucumán, Catamarca, Santiago del Estero y Jujuy participaron de la presentación de Nueva Cocina Argentina (NCA) Región NOA, una iniciativa que promueve el uso de alimentos autóctonos y la enseñanza de la cocina para ofrecerle al turismo.

Empanadas de matambre de Famaillá; guiso de cordero con papines del norte jujeño; y un carré de cerdo con ensalada criolla de Tartagal, fueron degustados por el público que visitó las instalaciones del Centro de Arte Joven Andino, en la capital jujeña, donde se realizó la presentación.

Como región tenemos una amplia diversidad de productos y eso hay que aprovecharlo porque los platos regionales son una invitación al turismo de todo el mundo”, indicó a Télam Álvaro Arismendi, director nacional de NCA, este movimiento que se ocupa de revalorizar la gastronomía regional rescatando los productos tradicionales de la cocina.

El secretario de Turismo de Jujuy, Sergio Chacón, destacó que la iniciativa “busca rescatar lo ancestral“, y afirmó que los cocineros “son protagonistas de una actividad que está en crecimiento y con fuertes vínculos con el turismo y la cultura”.

Arismendi señaló que “estamos convencidos que la cocina regional tiene que tener un nuevo impulso” y que “el productor pueda llegar con más presencia a la cocina del empresario”. Y agregó: “La cocina regional tiene cuatro pilares: el locro, el tamal, la humita y las empanadas, pero estamos tratando de poner en valor un montón de productos que quedaron relegados en el tiempo y generar nuevos platos y sabores con mucha identidad local”.

NCA está constituida por cocineros profesionales y amateurs, dueños de restaurantes y empresarios hoteleros.

Arismendi sostuvo que “es mucho más que un plato de comida con identidad nacional, es un movimiento que trabaja para posicionar al producto, la gastronomía, la hotelería y los paisajes argentinos en el mapa turístico mundial”, y añadió que a nivel federal contaban con “una red de más de 200 cocineros registrados, con referentes cada región”.

Uno de los objetivos del nuevo espacio es “lograr la mejor presentación en bodegones, hoteles cinco estrellas y peñas, que son diferentes de acuerdo a la clientela, pero buscamos que el sabor sea el mismo en todos lados”, explicó.

Junto a las mesas en donde se exhibieron platos regionales dulces y salados y postres, participaron también productores de quinua y de llamas, que destacaron las bondades de esos alimentos ricos en proteínas y bajo en contenido graso.