Textos y fotos Nicolás Spolansky Calvo y gentileza Birkin Bar

El primer requerimiento que uno necesita cuando va a un lugar se cumple enseguida en Birkin Bar; el grupo de trabajo que atiende es muy amable. Esa es la primera condición que pide mi padre cuando, los sábados a la mañana, salimos a comer.

Recientemente inaugurado en la calle República Árabe Siria casi Gutiérrez, en el barrio de Palermo, cerca del Jardín Botánico, Birkin es uno más de los espacios gastronómicos claves en el armado de una de las nuevas zonas de expansión en los rubros gastronómico y decoración, porque también de eso se trata la experiencia de comer; este espacio está justo debajo del Palacio Bellini y está definido por su buen gusto mobiliario y su decoración con aires neoyorquinos y un toque de art decó.

Pero como quedó dicho, todo va de la mano. No sólo por su decoración; también se destaca por su propuesta gastronómica de brunch para el almuerzo y unas cuantas delicias de elaboración propia para la hora del té. Ricas opciones para degustar el paladar y cerrar los ojos por un instante. Eso hacemos con mi papá, que gusta tanto de hablar como de comer.

Algunas de las especialidades como plato principal son el sandwich carrillera, compuesto por una carne que tiene cinco horas de cocción. En la misma línea, se destaca el sandwich de langostinos o mi plato preferido: la ensalada Humus. Lo que más hace característico a este lugar son: el café que es un blend propio, los tés de calidad e importados de Luxemburgo. Y unos vinos boutique para degustar en el lugar o bien para llevarse, al igual que el café.

El lugar es grato y muy acogedor. Su estética es refinada; recuerda a los viejos lugares en los cuales el mármol y el bronce eran un clásico, un signo de estatus y calidad. Algunos detalles lo mantienen vivo: sus ramos de flores frescas, su música de fondo y un gran ventanal que ilumina todo sin necesidad de lámparas. Aunque sobre la barra hay una lámpara en altura que serpentea por arriba de la cabeza, mide el largo de la barra y le da un toque exótico al lugar.

Si no llevan la intención ni tienen el tiempo de sentarse a comer, pero andan por la zona, les recomiendo que se tomen un rico café como excusa para conocer el lugar. Será una buena oportunidad para ver a sus bellas y amables mozas con sus sombreros tipo Panamá ir y venir al ritmo del humo del café. Pero mientras leen estas líneas sepan que se lo están perdiendo.

Más información
República Árabe Siria 3061, Buenos Aires
Teléfono: 011 4843-7470
Sitio web: http://www.birkincafe.com
En Facebook: birkinbar.