A partir de hoy la línea 502 de Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires, utilizará para su servicio de transporte público un colectivo de propulsión híbrida que se desplazará a partir de electricidad y en caso de no tener batería usará gasoil.

Se trata de un vehículo que fue otorgado por la empresa VOLVO a través de un convenio, en el marco de una prueba sobre electromovilidad sustentable que implementa en Bahía Blanca y en las ciudades de Buenos Aires y Mendoza.

Este tipo de micro reduce en un 35% la emisión de gases, permite un 35% de ahorro en combustible y evita la contaminación sonora.

El presidente de la SAPEM indicó que el costo del colectivo supera en 2 millones de pesos al de una unidad tradicional y que por el momento la empresa no podría hacer esa inversión, pese a que el precio se amortizaría con el menor consumo de combustible y el menor impacto ambiental.