Por Gustavo Nízzero.

 La nutrición atiende los aspectos de la calidad y la cantidad de los minerales disponibles en el suelo. No todas las especies vegetales necesitan de los mismos nutrientes en cantidades equivalentes. Algunas son más exigentes en zinc, otras en hierro, otras en calcio, otras en cobalto, etc. Por ello, aportar la totalidad de esos nutrimentos a través de diferentes compuestos que complementen el pool de minerales acumulados en el suelo es asegurar plantas sanas y vitales a lo largo de su vida. Hay que tener en cuenta lo siguiente.

Suelos especiales

 Se denominan así a todos los suelos preparados por acción antrópica para satisfacer requerimientos específicos de especies exigentes, en condiciones del medio y del ambiente del sustrato, como porosidad, humedad, aireación, reacción química y nutrientes. Para su preparación se utilizan además arena, limo y arcilla, los materiales que se detallan:

 Compost. Sustrato resultante de la combinación y mezcla en partes iguales o desiguales de todo resto de materia orgánica muerta, cruda o procesada, susceptible de ser humificada por la actividad microorgánica en un período de tiempo relativamente breve. En él se resumen la casi totalidad de los minerales que las plantas necesitan. Una de las formas más simples de su preparación es alternando capas sucesivas de tierra en lo posible del horizonte A o tierra negra con estiércol seco de caballo y de otros animales domésticos, restos de comida de preparación simple no demasiado procesadas ni condimentadas, harinas de hueso, de sangre y de cereales, restos de vegetales del jardín como ramitas cortadas en trozos pequeños y hojas, entre otros muchos evitando las grasas y huesos y material vegetal enfermo.

 Entre las capas es conveniente agregar, esparciendo ligeramente sobre ellas, cal en polvo como la utilizada en la construcción, un fertilizante nitrogenado como urea, nitrato o sulfato de amonio. Estos agregados favorecen y estimulan la proliferación de microorganismos responsables de la descomposición de la materia orgánica. La altura total de esta acumulación no debe sobrepasar el metro para permitir un fácil manipuleo y aplanar con el propósito que el extremo superior tenga una superficie plana o levemente cóncava para permitir la acumulación de agua que infiltrará a través de la mezcla y la humectará sin que se acumule agua en su parte inferior.

 Los microorganismos actúan con adecuados niveles de humedad, de aire y de temperaturas templadas. Es por ello que además, cada 30 o 40 días se lo debe mezclar homogéneamente para airearlo y para que se amalgamen las partes. La mezcla está lista para su incorporación en el cultivo o para usarse en otro cometido cuando las partes no se distingan, haya tomado las características de tierra negra y olor a tierra húmeda, estimándose para ello un período que varía entre 6 meses a un año.

 Mantillo. Capa superficial de hojas y de otros restos de vegetales y animales parcialmente descompuestos que cubren una superficie de suelo. Resaca. Restos diversos de vegetales, con algún grado menor de descomposición, acumulados en las orillas de un curso o espejo de agua. Turba. Restos de vegetales acuáticos provenientes de ciénagas o pantanos que por falta de adecuada presión parcial de oxígeno se han conservado bajo el agua en un estado de descomposición parcial y de zonas muy frías en los que se ha detenido el proceso de humificación y posterior mineralización por falta de temperaturas adecuadas para el desarrollo de los microorganismos que la degradan. Generalmente de pH ácido.

 Musgo. Restos de musgo de pantanos de las especies Sphagnum papillosum, S. palustre y S. capillaceum, deshidratados y muy ácido (pH 3,5).

 Lombricompuesto. Es el producto final del proceso digestivo o excrementos de las lombrices transformando residuos orgánicos en fertilizantes orgánicos natura- les cuya mayor eficiencia en estos producidos se obtienen a través de las Lombrices californianas de la especie Eisenia foetida.
 

 Fertilizantes
Entre otras clasificaciones los fer- tilizantes se dividen en: A) inorgánicos se pueden dividir según su grado de solubilidad en fertilizantes de liberación rápida y fertilizantes de liberación lenta. Son en general productos de alto costo y vienen con formulaciones que cubren casi todo el espectro de necesidades.  B) orgánicos son los denominados frecuentemente abonos y que se obtienen de residuos orgánicos como el estiércol, el guano, harina de huesos, de sangre y de pescado. C) biológicos que pueden ser simbióticos, asimbióticos y mixtos.

 Abonos

 Con el nombre genérico y común de abonos se denominan a todos los productos naturales de origen biológico capaces de nutrir a los vegetales. La materia orgánica de estos abonos además de incluir a los nutrientes esenciales aporta a los suelos propiedades de 1- almacenar elementos minerales y humedad, 2- esponjamiento evitando que el suelo se compacte en demasía, macroporos que permiten la in- filtración del agua, 3- producir a través de la actividad microbiana sustancias cementantes de las partículas del suelo que forman terrones y evitan en gran medida que se degrade por los vientos u otros agentes erosivos y coadyuvan además a aumentar la población de microorganismos del suelo. El compost de residuos orgánicos domiciliarios es utilizado como fertilizantes y acondicionador de suelos destinados a cultivos intensivos como los florícolas, ornamentales y jardines. 

 Estiércoles

 Tanto los barros cloacales como los estiércoles son poco utilizados en nuestro país para la produc ción de cultivos pues no se han implementado aún, las tecnologías para obtenerlos en cantidad y a bajo costo. Sólo se utilizan los estiércoles para producciones intensivas pequeñas y casi siempre recolectados y procesados por el productor o por el propietario del parque o jardín. Se utilizan también y en grandes proporciones como parte de los alimentos balanceados para el ganado y animales de granja y domésticos. Los estiércoles están constituidos por las deyecciones sólidas y líquidas de los animales domésticos y las camas del pesebre utilizados en el establo. Se adicionan también las plumas, desechos de la alimentación y otros. Su composición es muy variable y es afectada por el tipo, raza y edad del animal, tipo y calidad del alimento, tipo y proporción de la cama, condiciones de almacenamiento, etc. De todos los estiércoles puede obtenerse fertilizantes líquidos agregándoles agua en un recipiente y dejando que difundan y licuen hasta formar un líquido oscuro. Este líquido concentrado de las sustancias solubles de las heces se diluye hasta lograr que tome un color ligeramente traslúcido y con él se riegan las plantas.