La noticia podría haber sido que la empresa nacional de petróleo tuvo su mayor pico de producción en los últimos ocho años. O que produjo un 15,5 por ciento más en su último ejercicio y suma 15 meses de crecimiento sostenido. Pero no porque sean menos importantes, esas noticias quedaron opacadas cuando el CEO de la recuperada empresa de hidrocarburos, Miguel Galuccio, anunció que –con presupuesto propio- dieron con una nueva reserva de combustibles, una inmensa cuenca que está en la provincia de Mendoza.

“Anoche estuve hasta las 2 de la mañana esperando que se limpiara el pozo, por eso aún no podemos dar el nivel de producción, pero creemos que va a ser muy importante”, señaló el presidente de YPF, quien dijo que el yacimiento fue bautizado como Filo Morado. Asimismo, consideró que “lo verdaderamente importante es cómo se puede llegar a extender este área de Agrium hasta la provincia de Mendoza, donde tiene todos yacimientos muy maduros pero hasta ahora no tiene no convencionales”.

Con el anuncio, la Argentina pasa a tener tres yacimientos no convencionales de importancia. A este pozo de Filo Morado deben sumarse Vaca Muerta -el más relevante, ubicado en Neuquén- y el yacimiento El Trébol, en la cuenca chubutense del Golfo San Jorge. El informe de la petrolera indica que el yacimiento Agrium, de combustibles no convencionales, “puede ser muy importante para Mendoza, que tiene yacimientos muy maduros”. Miguel Gallucio agregó, además, que la empresa cuenta con 1500 millones de dólares para continuar con las operaciones en Vaca Muerta, por lo cual “cualquier vaivén en el corto plazo no nos afectará la operación”.

El descubrimiento del tercer yacimiento de hidrocarburos no convencionales se da en el marco de una disputa entre Nación y Neuquén, Chubut, Río Negro y Mendoza por la postura contraria de estos cuatro distritos a la nueva ley de hidrocarburos que impulsan Cristina de Kirchner y Galuccio. En esa línea, el presidente de YPF se mostró confiado para lograr el consenso necesario entre las cuatro provincias y Nación para alcanzar un acuerdo que permita tratar en el Congreso “antes de fin de año” la nueva ley de hidrocarburos. Para Galuccio, “no hay diferencias sustanciales”, ya que “las cosas que están hoy legisladas y los contratos y acuerdos vigentes no los toca” la iniciativa.

Respecto de la Ley de Hidrocarburos, consideró que tienen que estar las dos partes, tanto provincia como Nación y agregó que “posiblemente antes de fin de año haya una nueva ley” que, aclaró, para nada modifica los contratos acordados por la Ley Corta. “Es una ley para adelante”, remarcó.