El monitoreo con cámaras-trampa para seguir, estudiar, e identificar a los yaguareté a través de sus manchas permitió corroborar que se triplicó la cantidad de ejemplares en Misiones, provincia que está a la vanguardia de la investigación y conservación de la especie declarada en peligro de extinción en 2001.

Cada yaguareté tiene un patrón de manchas que lo hace único, como ocurre con las huellas digitales y las personas. Ese dato permite gracias a las cámaras trampa -con su desarrollada tecnología que las hace cada vez más autónomas- captar en un determinado espacio a los ejemplares e identificarlos”, dijo a Télam Nicolás Lodeiro Ocampo, director ejecutivo de la Red Yaguareté.

Según el informe, en 2014 había una población de entre 51 y 84 felinos, y en los últimos estudios de monitoreo de la población dan cuenta de entre 90 y 107 yaguaretés en las selvas del norte de la provincia y la reserva de Biósfera Yabotí.

“Gracias al desarrollo que hubo estos últimos 15 años de los instrumentos digitales que permiten captar fotográficamente a los ejemplares se pueden saber cuántos ejemplares habitan en un determinado lugar, sus movimientos, conductas y con qué otros animales conviven en un sector de la selva”, añadió el director de Red Yaguareté.

Misiones -con casi la mitad de los ejemplares que todavía viven en la Argentina- está a la cabeza de la conservación del yaguareté, que define “como orgullo inmenso” de la provincia, señaló Lodeiro.

Las tareas que se realizan dentro del Plan fueron consensuadas y elaboradas conjuntamente por el Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables, la Administración de Parques Nacionales, el gobierno provincial, la fundación Vida Silvestre Argentina, Guira Ogá, Ceiba y la Red Yaguareté.

Para Lodeiro, es clave el trabajo que se hace con los ganaderos en zonas donde históricamente se eliminaba a los yaguaretés, las nuevas patrullas de guardaparques que ahora pueden portar armas, algunas multas por ilícitos contra la especie que llegan al medio millón de pesos y según el último informe oficial sobre deforestación en Argentina, que muestra a Misiones como una de las provincias que menos desmontes realiza.