La comunidad Huarpe de San Juan exige que se cumpla con la Ley Nacional de restitución de Cuerpos Humanos y por esta razón piden que les sean restituidos los huesos y las momias de sus antepasados que están expuestos en vitrinas en el Museo Gambier (San Juan) en una colección permanente.

La Ley fue sancionada hace seis años. Carina Jofré, antropóloga y miembro de la comunidad huarpe recurrió a la Defensoría del Pueblo Nacional, quien apoyó el pedido de los huarpes. “Los bienes humanos no son bienes públicos. Hay una demanda generalizada por todos los cuerpos. Una institución como es el museo Gambier debe someterse a un inventario sobre los cuerpos humanos. Muchos no son momificados, sino que son esqueletos“, enfatizó Jofré.

La antropóloga, decidida a devolver a su comunidad los restos de sus antepasados, recurrió también a la Universidad Nacional de San Juan, donde entregó un escrito para que el rector Oscar Nassi, también se comprometa a resolver esta situación. La Ley de Restitución de los Cuerpos Humanos, es enfática al sostener que “que los restos humanos no son un bien público patrimonial“.

En la provincia de San Juan hay 22 comunidades originarias, la Ley determina que ellas deben intervenir en temas que estén relacionados con su realidad e historia. Las comunidades deben participar en la discusión acerca de cuales cuerpos deben serles resituídos y cuales preservados para ser sujetos de investigación académica.

“Todo esto establece un cambio de mirada y queremos que a través de la Universidad de San Juan se establezca en la provincia. El jueves pasado el defensor envió un último exhorto con un mensaje tasativo exigiendo la aplicación de la ley nacional porque no hay impedimento jurídico. Desde el museo aseguran que la provincia no está adherida a la ley nacional y por ende se rigen por la ley provincial que indica que esto es patrimonio”, concluyó la antropóloga.