Fuente: InfogeI

En las últimas horas, se dieron a conocer nuevas iniciativas locales para dar refugio a familias sirio libanesas y ayudarlos así escapar del terror que viven por la guerra civil. En Santiago del Estero ya fueron recibidas 50 familias y hay otras tantas en Jujuy. Chubut y Misiones podrían ser otros destinos.

La idea es que estas iniciativas se enmarquen dentro del Programa Siria, establecido por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto a través de la Dirección Nacional de Migraciones, el cual comenzó a regir en octubre de 2014.

En este marco, una asociación de Trelew, Chubut, está realizando gestiones para poder darle albergue a 10 familias “tipo”, es decir padre, madre y dos hijos en edad escolar, ofreciéndoles todo lo que tiene Argentina; desde las vacunas en la parte sanitaria, hasta la educación y herramientas para poder progresar. De esta forma, a los refugiados se les daría un documento provisorio por dos años con la posibilidad de renovarlo otro más.

Gustavo Chaina, presidente de la Fundación Cultural Los Cedros, explicó que el proyecto está dirigido a diez familias tipo, con hijos en edad escolar. La iniciativa surgió hace seis meses y ya fue presentada a la embajada de Siria en Argentina y al Gobierno de la Provincia, que en la última semana luego de las repercusiones que tuvo el conflicto pidió más detalles del proyecto.

“Es algo que se está hablando con el Gobierno Provincial; en el valle es un engranaje que no está muy aceitado; el municipio no tiene un protocolo de emergencia para contener a refugiados y el gobierno provincial se ha puesto a entera disposición de nosotros”, explicó Chaina.

“Es un proyecto social y cultural donde tratamos de rescatar que mantengan su cultura, su familia y garantizarles una salida laboral.  El primer trimestre tiene que ver con la adaptación; después los oficios de los cabeza de familia y empezar a exteriorizar el trabajo que hacen para que se puedan mantener por sus propios medios”, explicó Chaina, quien espera que se pueda avanzar en las gestiones.

Sin embargo, por ahora solo cabe la espera de respuestas de los organismos del Estado. “Muchas personas ofrecieron ayuda, pero somos realistas; por lo pronto no estamos necesitando nada porque no tenemos el aval del gobierno”, agregó.

Paralelamente, la Asociación Sirio Libanesa de Misiones, trabaja para tener preparada a la provincia por la posible llegada de refugiados sirios; la cual aspira a actuar como receptora -según protocolo- para poder recibirlos a su llegada y establecer un sistema de “padrinazgos” o tutelas.

En la mañana de este martes, el presidente de la entidad, Luis Chemes, se reunió con las autoridades de la delegación de Migraciones en Posadas para conocer cuáles son los trámites que deben hacer y que permisos legales tendrán si llegan a la provincia y, especialmente, se trabajó sobre el programa especial de visado para familias afectadas por el conflicto de la República Árabe de Siria. 

Asimismo, el referente mantuvo reuniones con otras autoridades provinciales y nacionales para organizar la posible llegada de familias de refugiados a la provincia. En declaraciones a la prensa, Chemes explicó que actualmente hay tres importantes familias en la provincia, con presencia en Oberá, Eldorado, Iguazú y Posadas.

Detalló que “los sirios que están pidiendo asilo, son en particular de la localidad de Alepo, en su mayor parte son familias de clase media alta en la estructura de Siria, católicos y profesionales que tienen los recursos para viajar. Los de escasos recursos no tienen la opción de migrar”.

“En el caso de Argentina está toda la parte formal y legal para recibir a los emigrantes, en el caso de Misiones estamos dialogando y planificando para que en el momento en que ocurra el posible ingreso, tener todos los recaudos para dar albergue a las familias”, concluyó. De esta manera Argentina se prepara para abrir sus fronteras y darles cobijo a quienes escapan de la tiranía y la guerra.