Por Leandro Vesco – Fotos Radio Urbana 102

Más de 15.000 huevos, 100 kilos de jamón y varios kilos de distintos condimentos se convierten cada año en el centro de atención de miles de visitantes que se acercan a Pigüé a celebrar el aniversario de este pueblo de fuerte tradición francesa. La Cofradía de Los Caballeros de la Omelette Gigante trabajaran y harán usos de sus mancias gastronómicas desde temprano el domingo 7 de diciembre para realizar esta ceremonia que se ha convertido en una de las más grandes atracciones de nuestro país.

La Omellete Gigante es el plato fuerte que coronan los festejos por el 130 Aniversario de Pigüé, que comenzó el miércoles con una Gala en el Teatro Español. A la medianoche se cantó el feliz cumpleaños. Las actividades continuan hoy con los actos protocolares desde las 8: izamiento de la bandera nacional y la colocación de ofrendas florales en los monumentos a los fundadores Clemente Cabanettes, Eduardo Casey y Francisco Issaly.

El fin de semana, los festejos se concentrarán en el parque municipal Fortunato Chiappara, donde se llevará a cabo la Expo 2014 Rural, habrá una presentación por parte de alumnos de la UPSO y se presentarán el humorista Jorge Rivara y la agrupación Los Totora.

Sin dudas el evento que concita mayor atención es el relacionado a la Omelette Gigante. La ceremonia comenzará el domingo, cuando a las diez de la mañana la Cofradía de los Caballeros de la Omelette Gigante comiencen a prepararla. La ceremonia se inicia con la presentación de todos los miembros de la Cofradía vestidos para la ocasión y munidos de sus elementos para trabajar, el ritual continúa cuando 16 equipos de 4 cófrades cada uno se encargan de la rotura los 500 maples de huevos y de cortar las baguettes de 30 kilos.

Mientras, la sartén se calienta poniéndola sobre el fuego de leña en tres oportunidades. Una vez calentada la sartén se vierten 30 litros de aceite. Ya caliente el aceite se pone a dorar 100 kilos de jamón. Una vez que se ha dorado el jamón se agregan 3 kilos de cebolla de verdeo, 4 de perejil y 5 de ciboulette. Mientras esto sucede, se baten los huevos, con 3 kilos de pimienta y 4 kilos de sal. Se ponen en la sartén los 15.000 huevos y se revuelven con los demás ingredientes. Los cofrades mueven la omelette permanentemente para que el huevo no se pegue a la sartén y se queme. Cuando la omelette está casi lista se retira del fuego. La temperatura adquirida termina de cocinar la omelette mientras se ponen las mesas alrededor de la sartén preparándose el momento de servir.

El pueblo entero de esta localidad del partido de Saavedra y muchos visitantes que se acercan prueban una porción de esta omelette revolucionaria. La lista de comensales es enorme, y la ceremonia termina cuando la sartén queda vacía. Esto quiere decir que toda la comunidad se ha servido.

Aquellos franceses que llegaron hace más de un siglo dejaron una fuerte presencia en el corazón de los pigüenses. Esos pioneros son honrados todos los años en esta celebración de profundo sentir popular. La fiesta tendrá un broche de oro cuando la magia de Los Tekis hechice la noche serrana bonaerense. Y todo sea, con la panza llena, la verdadera felicidad.