Mientras que en 2009 sólo 0.4% de los viajes de la Ciudad se hacían en bicicleta, hoy ese porcentaje ascendió al 4% y para miles es el medio principal o complementario de su viaje con otras alternativas como el subte, el tren o el colectivo, indicó la Secretaría de Transporte.

Las unidades pueden usarse a través de la App BA Ecobici por Tembici -la empresa brasilera que lo opera, con un banco y una tarjeta de crédito como sponsors- o la tarjeta miBA, ambos de forma gratuita, detalló en un comunicado la Secretaría de Transporte de la ciudad de Buenos Aires.

Durante el primer semestre de 2019 se alcanzarán las 400 estaciones y 4.000 bicicletas, indicaron, en tanto la inscripción para usuarios está habilitada a través de la web baecobici.com.ar o la App BA Ecobici por Tembici (disponible en Android y en iOS), o en forma presencial, de lunes a viernes de 9.30 a 17, en las oficinas de Balboa 220, Chacarita.

“Las nuevas bicicletas 100% renovadas y con tecnología de avanzada continúan siendo adoptadas por los vecinos como una alternativa real de movilidad. En muy poco tiempo los usuarios van a contar con las 400 estaciones proyectadas en casi todos los barrios” porteños, destacó el secretario de Transporte, Juan José Mendez.

Los requisitos para la inscripción son llevar DNI. una foto de frente y dorso, una factura de servicios con el mismo nombre y dirección que figuran en el documento de identidad o bien con la tarjeta de crédito, que permite un registro automático y es la única opción para extranjeros, explicaron.

En ambos sistemas las bicicletas están diponibles “24 horas, los 7 días de la semana” y se pueden usar 1 hora los días hábiles -con 5 minutos de espera entre uno y otro viaje- y 2 horas durante los fines de semana y feriados.

El nuevo sistema, señalaron, cuenta con “tecnología automática que mejora el retiro y la devolución de la bicicleta haciendo el proceso más rápido y fácil”.

El objetivo de esta incorporación es elevar la calidad de esta modalidad de transporte, priorizar la seguridad del usuario con unidades más seguras y resistentes, mejorar la experiencia del vecino y extender el uso de la bicicleta en la ciudad, reseñaron.