Cuando el sol apenas era una insinuación y la comunidad mapuche en la zona de Cushamen en Chubut dormía efectivos del Escuadron GEOP de la Provincia de Chubut irrumpiaron violentamente para sacar a niños, mujeres, ancianos y todos los miembros de la comunidad, por considerar que están usurpando terrenos priviados. También detuvieron a Facundo Jonas Huela, líder de del grupo de Resistencia Ancestral Mapuche (RAM)

“Se llevaron a mujeres y niños a la rastra en autos particulares sin patente”. La noticia la difundió la radio comunitaria FM Kalewche, la detención de Facundo Jones Huala –sobre quien pesaba una orden de captura internacional- fue la que motivó la participación del GEOP, la fuerza especial de operaciones de la provincia. Luego de arrestar a Huala, llegaron efecivos de policiales y la Gendarmería con la órden de desalojo, aunque uno de los miembros de la comunidad dijo en esa radio que:”No hay nada. Nunca apareció una orden. Era una orden verbal. Se llevaron a mujeres y niños a la rastra en autos particulares sin patente”. Según fuentes periodísticas esta orden fue dictada por el juez Martín Zacchino y acompañada por la fiscal general Camila Banfi de Comodoro Rivadavia.

En mediadios del año pasado el grupo Resistencia Ancestrtal Mapuche ocupó tierras de la compañía Tierras del Sud, cuyos dueño es la familia Benetton. “Estas tierras son nuestras”, habían argumentado en aquellos días los referentes del grupo mapuche. Debido a esta usurpación la provincia de Chubut intentó aplicar por primera vez la Ley Antiterrorista para desalojar y perseguir a los mapuches. 

El mismo miembro de la comunidad, concluyó en la entrevista radial: “Era impresionante la cantidad de armas que había. Fue muy violento, hacía mucho tiempo que no veía tanta violencia. Nos pegaron y nos tiraron gas lacrimógeno. En la comunidad quedaron dos mujeres con cuatro niños. Están cercadas por Gendarmería. Por eso necesitamos difusión