El Ministerio de Salud de la Provincia de Jujuy detectó y trató exitosamente un caso importado del virus dengue. El afectado es un hombre de Fraile Pintado, viajante, que se habría infectado en la zona del litoral y que ya se encuentra dado de alta. Inmediatamente, se completó el bloqueo sanitario sobre el barrio correspondiente, controlando de manera satisfactoria la situación.
 
El Secretario de Planificación en Políticas y Regulación Sanitaria, Pablo Perovic, informó este miércoles que la situación se encuentra totalmente controlada, los sistemas de vigilancia epidemiológicos locales funcionaron positivamente y que se encuentran alertas a fin de detectar cualquier sospecha o caso probable.
 
“Queremos llevarle tranquilidad a la población de Jujuy, informando que la situación está totalmente controlada. Por supuesto, estamos atentos a la aparición de cualquier brote que pueda ocurrir para actuar inmediatamente, no obstante los sistemas de vigilancia reaccionaron positivamente”.
 
Por otra parte, el doctor Perovic detalló la situación explicando los sucesos ocurridos:  “La semana pasada, recibimos una alerta epidemiológica de un caso sospechosos de dengue, específicamente en la localidad de Fraile Pintado. Luego del contacto en el área, pudimos confirmar, mediante los análisis correspondientes, que el caso era positivo”.
 
A su vez, explicó que “no se generó localmente, es decir, no es autóctono; la persona era viajante y particularmente lo hacía a la zona del litoral donde sospechamos se infectó posiblemente en áreas de Formosa y Paraguay. Al llegar a Jujuy, comenzó con un cuadro febril que fue detectado convenientemente por el Hospital de Fraile Pintado. Se le realizó la consulta pertinente y el análisis posterior confirmó el caso de Dengue Tipo 1”.
 
El Secretario de Planificación aclaró que inmediatamente se comenzó a tratar a la persona y paralelamente se realizó un bloqueo sanitario con fumigación en el domicilio, manzana y barrio. “La persona evolucionó favorablemente. Está dada de alta en su domicilio, el barrio está controlado desde el punto de vista epidemiológico y a través de APS tomamos contacto con la comunidad y las autoridades para que -de manera preventiva- intensifiquen el proceso de descacharrado, comenzando en la zona domiciliaria del individuo”.
 
En la oportunidad, el doctor Perovic destacó que se trabaja fuertemente con las localidades de mayor envergadura como San Pedro, Libertador, entre otras, y las comunidades de rutas 34 y 81 para ampliar el descacharrado y desmalezamiento, intensificándolo y profundizándolo.
 
El funcionario provincial también marcó la necesidad de llevarle tranquilidad a la población de Jujuy, informando que está totalmente controlada la situación, manifestando además que se está alerta ante la aparición de cualquier brote que pueda ocurrir para actuar inmediatamente.
 
Aquí la clave es colaborar entre todos, no solo los profesionales de la salud, laboratorios y hospitales, sino muy especialmente cada persona en su casa. El descacharrado no es un tema menor; el mosquito crece y esto es una responsabilidad compartida con el Estado para eliminar los cacharros”, recordó.
 
El Secretario de Planificación advirtió la necesidad de estar alerta al control de las piletas de lona o piletines, a fin de vigilar y tratar el agua puesto que “ahí también se producen los criaderos de mosquitos. Entonces, aquellos que usen piletas para el verano, mantengan el agua lo más cuidada posible”. A su vez, instó a la población a adoptar una posición proactiva para eliminar los cacharros de cada domicilio sin esperar que concurran las autoridades a los hogares.
 
“Pedimos a la población que nos ayude porque entre todos vamos a lograr tener las epidemias controladas. Existen muchas patologías zoonósicas. Mientras menos basura haya cerca de las casas, cacharros y demás, reducimos la probabilidad de tener alimañas trasmisoras de enfermedades cerca de los domicilios”.
 
Como cierre, Perovic puso el foco sobre la población: “Apelamos a la responsabilidad ciudadana para profundizar el descacharrado, continuar con la limpieza de galpones apropiadamente; permitir, de ser necesarias, las fumigaciones de los lugares y mantener lo más limpias posible las viviendas de cada uno”, insistió.
 
Los síntomas del dengue son: fiebre que dura menos de 7 días acompañada de dolor detrás de los ojos; dolores de cabeza, musculares y de articulaciones; náuseas y vómitos; cansancio intenso; aparición de manchas en la piel; picazón y sangrado de nariz y encías. Siempre hay que tener en cuenta la presencia de fiebre sin compromiso respiratorio, símil a una gripe seca, sin presencia de secreción nasal.
 
En caso de detectar cualquiera de los síntomas mencionados es fundamental la inmediata consulta médica y sobre todo tener en cuenta el lugar adonde se viajó, los días transcurridos en el lugar y la fecha de regreso.