Docentes e investigadores del Conicet Nordeste realizaron dos jornadas participativas que denominaron una “kermés científica” en la Escuela N°181 de Villa Bermejito en El Impenetrable chaqueño a la que asisten los alumnos que hace un tiempo atrás se preguntaban por Facebook cómo era ser un científico y lograron una viralización que dio la vuelta al mundo.

“La Ciencia se traslada” fue la consigna que usaron los investigadores del Conicet que salieron de sus laboratorios para explicarles en persona a los alumnos cómo es ser científico en Argentina y qué actividades forman parte de las labores diarias de un trabajador de la ciencia. Los estudiantes compartieron experiencias de distintas disciplinas como botánica, arquitectura, química, paleontología y lingüística.

La visita de los investigadores se da luego de la masiva viralización que los alumnos tuvieron luego de que la profesora de Física y Química hiciera pública la pregunta en el grupo de Facebook de la escuela, “¿Cómo viven los científicos hoy?” Más de 600 científicos de todo el mundo interrelacionaron con los alumnos en los comentarios. “Estaba buscando motivaciones para que estudien”, reconoció la docente en aquel momento. La respuesta directa llegó con la visita de los científicos a la escuela.

La actividad permitió que los niños y jóvenes conozcan más acerca de las investigaciones que se realizan en la región, generando una enriquecedora experiencia para todos los participantes?, informaron desde Conicet Nordeste.  El Centro de Ecología Aplicada del Litoral presentó “Paleontólogos por un día”, que estuvo a cargo de los investigadores Alfredo Zurita y Alberto Luna, y permitió a los alumnos conocer, a través de cajas didácticas, réplicas de los fósiles de animales que habitaron la región.

El arte y la ciencia de la ilustración” posibilitó a los alumnos conocer la estructura de las plantas, a cargo de la ilustradora científica Laura Simón. “Agua Segura” enseñó con juegos cómo asegurar la calidad del agua que se bebe. También se llevó a cabo una actividad sobre diversidad cultural y lingüística, llamada “Una ventana a la diversidad de pueblos y lenguas del Gran Chaco”, organizada por María Belén Carpio que también es parte de esa organización científica.

“Los estudiantes también pudieron disfrutar de espectáculos humorísticos, que se presentaron el martes en la plazoleta central de la localidad y estuvieron a cargo del grupo de Stand Up Científico Poper“, afirmó la prensa del Conicet que hace unos días atrás acaba de ser elegida la mejor institución científica estatal de Sudamérica, también y en simultáneo enfrenta una fuerte política de ajuste del Estado que le ha reducido el presupuesto. El hecho de que sean los propios científicos quienes hallan ido hasta El Impenetrable demuestra la pasión y el compromiso de los investigadores de este organismo que han hecho realidad su principio teórico: fomentar la cooperación, equidad y excelencia.