Las inspecciones se realizaron en el marco del cumplimiento de la Ley de Conservación de Fauna Silvestre.

A través de los agentes de la Brigada de Control Ambiental (BCA), se constató el buen estado de los ejemplares y de las instalaciones en las reservas Pumakawa, ubicada en Villa Rumipal, y en Tatú Carreta, un centro de rescate y rehabilitación situado en Casa Grande.

Entre las especies relevadas en los establecimientos se destacan pumas, pecaríes, gatos montés, monos, ciervos, y distintos tipos de aves.

Las inspecciones se realizaron en dos jornadas encabezadas por Gerardo López Arrojo, subsecretario de Fiscalización y Recomposición, y Alejandro Mackielo, director de Inspecciones.