Un acuerdo entre la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) y la empresa estatal Invap permitirá desarrollar equipos comerciales que logren abastecer con energía renovable a la red eléctrica cercana a los cauces de riego. El proyecto se llama “Turbinas hidrocinéticas en cauces para la generación de energía eléctrica”.

Los fondos se aportarán desde el Programa de Impulso a las Empresas de Base Tecnológica de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica del Ministerio de Ciencia.

El año pasado dichas instituciones hicieron una experiencia piloto al respecto: desarrollaron una miniturbina hidrocinética para obtener energía eléctrica del Río Mendoza, en el Canal San Martín a la altura de Luján de Cuyo.

El ingeniero de la facultad de Ingeniería, secretario del Instituto de Energía de la UNCuyo y uno de los responsable del proyecto, Dante Bragoni, explicó que se trata de “la posibilidad de concretar el primer parque de turbinas hidrocinéticas que puestas en el canal de riego generan energía eléctrica. Lo que tomamos con esta máquina es parte de la velocidad del agua, que es energía. Entonces capturamos parte de esa velocidad para transformarla en energía mecánica y luego en eléctrica”.

“La provincia dispone de 12 mil kilómetros de canales de riego, en los que en gran parte de ellos se pueden capturar esa energía. Hoy los canales de riego son utilizados sólo para suministrar agua de riego, ahora los utilizaríamos para generar energía eléctrica. Es decir estamos aumentando la eficiencia en el uso del agua, con infraestructura ya disponible”, manifestó el académico.

Sobre la experiencia piloto:

La UNCuyo e INVAP planificaron y desarrollaron una miniturbina hidrocinética para obtener energía eléctrica de las turbulentas aguas del Río Mendoza, en el Canal San Martín a la altura de Luján de Cuyo. La experiencia se concretó en abril del año pasado en el tramo Luján de Cuyo, calle Cipolletti C, ingreso por la planta potabilizadora de agua Cipolletti de la Municipalidad de Luján de Cuyo.

Con esta iniciativa la secretaría de Desarrollo Institucional de la UNCuyo e INVAP buscan profundizar el conocimiento del funcionamiento de esta tecnología para introducir energía renovable en el sistema eléctrico local.

La turbina hidrocinética debe su nombre a que capta la energía cinética o energía de la velocidad de una corriente (en este caso de agua).

El conjunto turbina-generador posee un largo de 1200 milímetros y el generador de 4.50 kilowatts de potencia se encuentra en el interior de una carcasa cuyo diámetro es de 300 milímetros. Esta carcasa tiene una forma hidrodinámica y está sostenida por un pilón de 1800 milímetros de largo que está solidariamente unido a la estructura de sostén tipo viga que cruza el canal en forma transversal. A su vez la viga descansa sobre dos bases de hormigón independientes de la estructura misma del canal.

Fuente: UNCuyo