En el astillero estatal Tandanor avanza la construcción de la goleta “Santa María de los Buenos Ayres”, una embarcación de cincuenta metros de eslora que fue propuesta por la Fundación Escuela Goleta Bicentanario (FEGB) para que niños de todos el país puedan realizar travesías navales educativas, incluyendo a niños con discapacidades.

La Fundación Escuela Goleta inició sus actividades en el año 2006, entre sus objetivos está el de promover la inclusión social, el cuidado del medio ambiente y la educación a través de un acercamiento con la cultura marítima. La ONG produce una intensa agenda con conferencias y charlas sobre historia del mar, navegaciones inclusivas con niños y jóvenes de todo el país que nunca han tenido una experiencia en el agua.

La goleta que se construye en Tandanor es un diseño donado por el reconocido arquitecto naval German Frers. El Presidente de la Fundación, Contraalmirante (R) Diego Leivas comentó a la prensa que el proyecto de hacer esta goleta inclusiva “nace por iniciativa de la Armada Argentina a requerimiento del Ejecutivo nacional en el año 2006, cuando se organizaban los festejo del bicentenario. Se presentaron dos grandes proyectos, uno fue el encuentro de grandes veleros que se hizo en 2010, y el otro la concreción de un velero de grandes dimensiones para jóvenes civiles de distintas condiciones y procedencias, como ya tienen otros países”.

El velero es una plataforma ideal para transmitir valores porque pone a los navegantes en una situación aislada, donde el trabajo en equipo es fundamental para promover la integración y la autoestima”, detalló Leivas.

Mientras se construye el velero, desde la Fundación se está trabajando en cuatro pilares: la inclusión social, la educación, la promoción de la cultura marítima y el cuidado del medio ambiente.

“Para eso venimos realizando distintos ciclos de conferencias y también un programa de Navegaciones Educativas Inclusivas (NEI) para el que contamos con el apoyo de distintos veleros que una vez al mes nos permiten hacer salidas con jóvenes de distintos lugares y con diversas discapacidades; al día de hoy ya llevamos 37”, afirmó el marino.

“La construcción de la goleta ya tiene un 60 por ciento de avance, pero para ese 40 por ciento que tenemos por delante tenemos que reunir cerca de 60 millones de pesos para lo que seguimos promoviendo aportes solidarios y donaciones como las que fuimos recibiendo hasta ahora. Alguien dona un equipo, otro una hélice y algún otro una máquina y así vamos formando este rompecabezas gigante”, detalla Leivas, quien espera que para el año que viene la goleta ya puede tener su bautismo en el agua, para alegría de miles de niños de todo el país que podrán navegar por nuestro mar por primera vez.