No es nueva la idea de utilizar palé o palets (plataforma de tablas de madera para mover o levantar mercadería) para crear muebles como un sofá, una mesa o incluso una cama, pero construir una casa entera puede sonar imposible, aunque no para los arquitectas estadounidenses Suzan Wines y Azin Valy, quienes querían conseguir un material de construcción ideal para alojar refugiados de guerra.

El material tenía que ser reciclable, de bajo costo y estar al alcance de cualquier persona, por lo que en un principio pensaron en botellas y neumáticos. Pero cuando una noche, uno de ellos tropezó con un palet de un despacho de productos, algo hizo click en su cabeza y se dio cuenta de que estaba frente al material indicado para desarrollar su proyecto, un material que permite construir una casa en tan solo un día, con las herramientas más básicas.

Las casas de emergencia diseñadas por este estudio de arquitectura llamado i-Beam Design son fáciles de construir, ya que vienen con instrucciones de ensamblaje para que cualquier persona pueda armarlas fácilmente. 

Cerca de 150 millones de palets se tiran en los basurales de Estados Unidos cada año. Según las arquitectas, llevaría sólo 1 año y medio de la producción de palets de dicho país para crear casas para todos los refugiados del mundo. 

Existen tres modelos diferentes de la ‘casa-palet’, uno de ellos de 100m2, otro de 300m2 y el más común es de 250m2, que resulta perfectamente cómodo para una familia de 4 a 5 personas. Además, estas casas se pueden mejorar según los requerimientos de cada persona, y se les puede agregar aislamiento térmico, y lo que sea necesario.